Los desahucios bajan un 35% en los últimos seis años en Gipuzkoa

La Memoria Judicial de 2017 advierte de la congestión de los juzgados por el aumento de las demandas por las cláusulas suelo

Javier Peñalba
JAVIER PEÑALBA SAN SEBASTIÁN.

Los efectos de la crisis económica parecen disiparse muy lentamente. Un indicador de ello son los desahucios. Según la Memoria Judicial de 2017 hecha pública ayer por el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, los casos han descendido en los seis últimos años en Gipuzkoa un 35%, al pasar de 318 en 2011 a 204 de 2017. La bajada ha sido asimismo notable respecto a los procesos por lanzamiento incoados, que descienden de 402 a 265 (34%). En el conjunto de la comunidad, la caída ha sido similar en términos porcentuales durante el mismo periodo, de 1.701 a 1.230.

Pese a esta evolución favorable, no obstante, cada semana un juez firmó de media cuatro desahucios en el territorio guipuzcoano, de los que 90 fueron practicados.

También descendieron las ejecuciones hipotecarias que en Gipuzkoa pasaron de 350 en 2011, a 173 del pasado año. En Euskadi, la bajada en este ámbito fue asimismo notable, de 1.174 en 2011 a 616 en 2107.

Sin embargo, estrechamente vinculados a los préstamos hipotecarios y a las compras de vivienda, la memoria destaca el aumento que se observó en las demandas por las cláusulas suelo que amenaza con congestionar los juzgados. Fuentes del TSJPV indican que, a pesar de que el número de asuntos resueltos por los órganos judiciales en Euskadi en 2017 (194.490) fue equivalente al aportado en el año 2016 (195.440), sin embargo, el «significativo» incremento en el número de los asuntos ingresados (205.078) respecto del año precedente (190.264) ha determinado un «preocupante incremento de los indicadores de pendencia y de congestión».

Más jueces

El informe añade que «la parte más importante de este incremento se centra en los 7.417 asuntos ingresados en el periodo del 1 de junio al 28 de diciembre de 2017 en la materia relativa a las condiciones generales incluidas en contratos de financiación con garantías reales inmobiliarias cuyo prestatario sea una persona física, materia popularmente conocida como cláusulas suelo». Y añade que la «entrada masiva de asuntos» se mantiene en 2018 y destaca que en 2017 deberían haber recibido ocho jueces de refuerzo y solo llegaron cinco en prácticas de la 67 promoción, que terminaron su labor el pasado 5 de abril.

La memoria, igualmente, consta que «esta avalancha de reclamaciones en la vía jurisdiccional» no se ha evitado mediante la promoción de acuerdos extrajudiciales con las entidades de crédito.

El informe indica que la tasa de litigiosidad en Euskadi -los asuntos ingresados por cada 1.000 habitantes- alcanzó el valor de 93,5 con una tendencia de ascenso (7,6%) respecto del año anterior. El dato le sitúa en la comunidad con menor tasa, ya que la litigiosidad alcanzó un valor de 126,1, con una evolución al alza (1,0%) respecto del año anterior.

El 80% de las personas que acuden al Servicio de Atención a la Víctima son mujeres

El informe da también a conocer que el Servicio de Atención a la Víctima (SAV) de actos delictivos atendió el pasado año a un total de 2.201 personas, de las cuales 1.834 acudieron en 2017 por primera vez, mientras que 367 personas continuaron la atención que comenzó los años anteriores. Más del 80% de las personas que acuden al SAV, al igual que en los ejercicios anteriores, son mujeres (1.763) y casi la mitad tiene entre 31 y 50 años. El 82% de las víctimas (1.819) tienen la nacionalidad de algún país miembro de la Unión Europea y, de todas ellas, 1.754 tienen la nacionalidad española.

En cuanto a la residencia, tan solo cinco personas viven fuera del Estado español, concretamente en Francia. Otras 1.186 personas residen en Bizkaia; 565 en Gipuzkoa; 414 en Álava; y 30 fuera de la comunidad autónoma.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos