Denuncian «controles raciales» ilegales en autobuses de Donostia con destino internacional

Migrante en tránsito en la estación de autobuses de San Sebastián. /Lobo Altuna
Migrante en tránsito en la estación de autobuses de San Sebastián. / Lobo Altuna

Sos Racismo y la Red Ciudadana de Acogida advierten a las compañías que una sentencia europea prohíbe pedir el pasaporte o permiso de residencia a viajeros que se mueven dentro de la UE

Amaia Chico
AMAIA CHICO

Sos Racismo y la Red Ciudadana de Acogida denuncian «controles raciales» ilegales a migrantes en tránsito que quieren viajar en autobús desde San Sebastián a otros países europeos. Las organizaciones advierten a las compañías de autobuses que una sentencia del Tribunal de Justicia europeo prohíbe de forma «clara y rotunda» la exigencia de pasaporte, visados o permisos de residencia a viajeros que se mueven dentro de las fronteras interiores del espacio Schengen. Una práctica que, según varios miembros de estas entidades han constatado en persona, se está llevando a cabo por parte de algunas compañías que operan desde la estación de autobuses de San Sebastián.

La denuncia pública, que llevarán a la Justicia si continúa dicha actuación irregular, se basa en varios casos detectados en la terminal de autobuses de San Sebastián, donde trabajadores de alguna empresa de autobús con destino internacional han impedido el viaje a migrantes en tránsito, pese a tener su billete adquirido. Itsaso Agirre Barandiaran, miembro de la red de acogida, ha detallado el caso hace unas semanas de una persona senegalesa que iba a Portugal a la que le impidieron comprar un billete si no mostraba el pasaporte. «Al día siguiente yo se lo compré por internet y en el trámite no me pedían ningún documento, pero al imprimir el billete se reseñaba que en viajes internacionales se exigía la documentación», ha explicado en una rueda de prensa junto al miembro de Sos Racismo Mikel Mazkiaran. O ha aludido a otro episodio, en el que a una mujer de Costa de Marfil que viajaba con un niño de dos años hacia París el chófer le impidió subir al autobús por carecer de la documentación que le exigió.

La sentencia de diciembre, ha explicado Mazkiaran, confirma que «no se puede pedir pasaporte ni otros documentos a personas en autocares con destino a otros países de la UE. Las compañías de transporte no pueden hacer de policía de frontera» cuando además, recalca, «la estación de autobuses de San Sebastián no es un punto fronterizo». «Están aplicando un control preventivo» y solo lo hacen, denuncian, a personas de raza negra o con rasgos magrebíes. «A cualquiera de nosotros no nos lo piden».

Las organizaciones advierten a las compañías que actúan así de que la sentencia del tribunal europeo está por encima de sus normativas internas, en las que aseguran que se basan los trabajadores interpelados por ellos mismos cuando han presenciado 'in situ' algún caso. «No le corresponde a la empresa realizar este tipo de controles, en todo caso sería la policía la encargada de realizarlos», añaden, recordando que en los viajes transfronterizos en tren por ejemplo no se han detectado estos casos.

Mazkiaran ha instado a las empresas concernidas a «cesar el control de pasaportes y documentos de viaje» a los migrantes en tránsito porque «es contrario al derecho de la UE». Y ha indicado que enviarán una comunicación a las compañías que tienen identificadas para que no repitan la práctica, y si continúa emprenderán acciones legales.