Declara como investigado el director de First Models en el caso Kote Cabezudo

Declara como investigado el director de First Models en el caso Kote Cabezudo

El propietario de la agencia de modelos, Iñigo Olasagasti, está imputado por un presunto delito de colaboración en la difusión de pornografía infantil

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCOSAN SEBASTIÁN.

Iñigo Olasagasti, propietario de la conocida agencia de modelos de Donostia First Models, tendrá que prestar hoy declaración en el marco de unas diligencias que derivan del caso de Kote Cabezudo. El empresario está investigado por un presunto delito de colaboración en la difusión de pornografía infantil.

La cita será en el Juzgado de Instrucción número 3 de la capital guipuzcoana en un procedimiento que quedó desgajado del sumario principal en el que se investiga si Olasgasti actuó como cooperador necesario en la distribución de los vídeos.

El juez que lleva el caso, Julián García Marcos, contempla como hipótesis la posibilidad de que Olasagasti pudiera haber colaborado en la difusión de dicho material en que eran utilizadas chicas menores de edad de su agente en los estudios de Cabezudo. Según declaraciones existentes en la causa, una testigo del procedimiento narró como una amiga menor de edad fue utilizada por Cabezudo para producir pornografía cuando era modelo de First Models. Según su declaración, Cabezudo fue el fotógrafo oficial de la agencia First Models durante diez años. La joven también afirmó que la agencia «era la que nutría a Kote de chicas» y que Cabezudo y Olasagasti «organizaban un concurso llamado ojos bonitos y en cuanto ganaba una chica, Kote se la llevaba a su estudio».

Según una testigo, era la propia agencia de Olasagasti la que «nutría» de chicas al fotógrafo

Cabezudo, en prisión desde mayo, está acusado de violación, abusos, estafa y amenazas, entre otros

La instrucción del caso Kote Cabezudo se remonta a 2013 y se dirige contra el fotógrafo por presuntos delitos de estafa, revelación de secretos, injurias, amenazas, abusos sexuales, producción y difusión de pornografía infantil, corrupción de menores y violación. Se ha practicado un importante número de diligencias de instrucción, hasta once declaraciones de imputados, diez con el querellado Kote Cabezudo. También se han tomado veintitrés declaraciones de testigos, trece de jóvenes perjudicadas y dos declaraciones periciales.

Cabezudo, quien ingresó en prisión sin fianza el pasado mes de mayo, ha sostenido que todo el material de imágenes fue retirado de internet a los pocos meses de que en 2013 se iniciara la instrucción. El acusado fue condenado a dos años y tres meses de prisión como autor de un delito de obstrucción a la justicia, por publicar una fotografía de una mujer desnuda en una red social el día después de que ésta decidiera personarse en la causa principal que se sigue contra el imputado.

Un caso abierto

Antes de Olasagasti otros nombres también habían sido relacionados con el caso, como el exalcalde de Donostia Odón Elorza, exalcalde de San Sebastián, al que el periodista Melchor Miralles acusó de estar supuestamente vinculado a un delito de pederastia. Elorza ha afirmado que este es «un proceso en el que no existo, no figuro, no estoy imputado ni investigado».

De hecho, el abogado de las víctimas del fotógrafo, Mario Díez, y el periodista Melchor Miralles, declararon en febrero como investigados en los juzgados de Donostia por «calumnias e injurias graves hechas con publicidad», por una querella interpuesta por Elorza y por la magistrada Dª. Ana Isabel Pérez Asenjo, que fue sustituida del caso, tras admitir el TSJPV una querella contra ella por parte de la acusación. La jueza había mantenido en libertad al fotógrafo, tras decidir en once peticiones de ingreso en prisión.