«Decidí irme el sábado, tras ver el tremendo retroceso que se ha dado en el Alarde»

Etxabe bendice el nuevo edificio para las rederas. / DE LA HERA
Etxabe bendice el nuevo edificio para las rederas. / DE LA HERA

El párroco de Hondarribia deja la localidad con la esperanza de que sus vecinos «busquen soluciones al ambiente de violencia» reavivado durante el último desfile

Amaia Chico
AMAIA CHICO SAN SEBASTIÁN.

Victoriano Etxabe tomó la decisión de dejar Hondarribia y pedir el cambio de parroquia tras presenciar el «deleznable espectáculo» que se vivió en el último Alarde, el pasado sábado día 8. «En los últimos tres años se ha producido un retroceso tremendo», lamentó ayer, poco antes de reunirse con el obispo para trasladarle su idea inamovible de ser reubicado en otro destino, bien en otra parroquia bien en otro cometido pastoral dentro de la diócesis guipuzcoana. Extremo que no quiso, de momento, detallar, en otra conversación con este periódico, que ayer adelantó su decisión.

Victoriano Etxabe se va «dolido» y hastiado, según se desprende de sus palabras, por el «ambiente de violencia» y de «sufrimiento» que a su juicio se ha reavivado entre los vecinos de la localidad, durante el que debería ser el momento festivo álgido de las celebraciones en honor a la Virgen de Guadalupe. La tensión existente entre los partidarios del Alarde Tradicional y los que defienden el desfile de la compañía Jaizkibel, en la que las mujeres también participan junto a los hombres como soldado, se ha recrudecido en esta edición, después de unos años en que parecía que los ánimos se sosegaban, al menos de forma pública. Esa vuelta hacia atrás ha llevado a Etxabe, en contacto directo con representantes y con ciudadanos partidarios de uno y otro alarde, a desistir y a pedir un «cambio de aires».

Tras cuatro años como párroco en la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción y del Manzano, ayer por la tarde se reunió con el obispo José Ignacio Munilla, con la esperanza de encontrar su comprensión para buscar una salida alternativa. «El obispo siempre atiende» estas situaciones, confió Etxabe, con ganas de pasar página.

Etxabe trasladó ayer al obispo Munilla su decisión de trasladarse a otro destino pastoral

El párroco deja esa iglesia con el mensaje que trasladó a los feligreses en la eucaristía que celebró el domingo 9, al día siguiente del enfrentamiento vivido en la calle Mayor al paso de la Compañía Jaizkibel. Desde el altar, mostró su desagrado con lo ocurrido y lanzó una reflexión: «¿Queremos seguir así durante los próximos 20 años y dejar a las futuras generaciones este problema?».

Reencuentro

La apelación al diálogo y al respeto entre vecinos que el resto del año «conviven en paz» molestó a algunos feligreses presentes, y una mujer incluso intentó coger el micrófono al final de la misa para replicar sus palabras. «Ayer, por el lunes, vino a hablar conmigo y a disculparse», agradeció Etxabe, quien niega presión alguna para marcharse. De hecho, asegura que ha recibido apoyo de todas las partes, de responsables de los dos alardes y del alcalde de la ciudad, tras las críticas por su mensaje, el incidente en la iglesia y tras conocerse su decisión de dejar la parroquia.

El párroco, que llegó a Hondarribia en 2014 después de una década en la iglesia de Legazpi, confió en que los vecinos de la localidad costera encuentren una solución al problema del Alarde y que en próximos años se rebaje la tensión.

Desde el Obispado, tampoco quisieron pronunciarse sobre el asunto ni desvelar el próximo destino de Etxabe, ni quién será su sustituto al frente de la parroquia de Hondarribia.

La tensión entre los partidarios de uno y otro alarde en Hondarribia no se calmó tras el desfile, ya que los representantes del Tradicional y de la Compañía Jaizkibel se reprocharon mutuamente días después la actitud contra sus integrantes. La intervención de las instituciones de Gipuzkoa no ha logrado su propósito de avanzar en el respeto y la convivencia, y el debate continuará. Podemos, de momento, ha pedido la comparecencia de la Compañía Jaizkibel en las Juntas Generales.

 

Fotos

Vídeos