ELA continuará con las movilizaciones en las residencias de Gipuzkoa

Concentración de trabajadores de las residencias de Gipuzkoa en huelga. / ARIZMENDI
Concentración de trabajadores de las residencias de Gipuzkoa en huelga. / ARIZMENDI

El sindicato asegura que el seguimiento de los paros ha sido mayoritario aunque denuncia que los servicios mínimos han sido abusivos

DV Y AGENCIAS SAN SEBASTIÁN.

El sindicato ELA pide a la Diputación Foral «pasos» para resolver el conflicto de las residencias de Gipuzkoa y advierte de que seguirán las movilizaciones y «peleará hasta el último momento» para conseguir unas condiciones «dignas» para las 5.000 trabajadoras del sector.

Las empleadas de las residencias de mayores, centros de día y pisos tutelados del territorio guipuzcoano concluyeron este lunes la última jornada de paros convocados por ELA para la semana de Navidad con una manifestación en San Sebastián que partió de la plaza de Gipuzkoa y concluyó en el Boulevard.

Varios cientos de personas participaron en la marcha tras una pancarta en la que se leía el lema 'Emakumeen diskriminazioa stop' en la que se corearon gritos como «cuidando a los abuelos, salarios por los suelos».

La portavoz de ELA, sindicato que es mayoritario en el sector, Janire Díaz, señaló en el transcurso de la protesta que la respuesta a los paros por parte de las trabajadoras «ha sido masivo» aunque los servicios mínimos establecidos en el 70% han sido a su juicio «abusivos», segun recoge Efe.

Las trabajadoras «lo único que quieren para 2019» es tener condiciones «dignas» y ELA «va a pelar hasta el último momento», señaló Díaz, quien advirtió de que «si hay que llegar hasta el verano» lo «tendrán que hacer hasta conseguir» sus reivindicaciones.

También apeló a la «responsabilidad» de la Diputación Foral en el conflicto laboral ya que, señaló, se trata de servicio público que afecta a la sociedad en su globalidad y es un «ámbito totalmente feminizado» en el que hay que luchar contra la brecha salarial de las mujeres respecto a los hombres.

Respecto a la próxima reunión entre patronales y sindicatos que se celebrará el próximo 11 de enero, la portavoz de ELA confirmó que la central vasca no asistirá porque de entrada «no va a negociar nada» que no contemple «las mejoras en condiciones labores» de los años 2017 y 2018 y un convenio sectorial «pero que sea refrendado empresa a empresa».

Janire Díaz comentó a los medios de comunicación que «siempre y cuando las patronales no contesten a estos requerimientos» ELA «no va a perder el tiempo» con reuniones «que no conducen a nada».

Además, indicó que tras la última jornada de huelga se llevarán a cabo las asambleas correspondientes para determinar la opinión de las trabajadoras.