Conmoción en Azpeitia tras la muerte de un vecino en accidente de moto en Italia

Kepa Otaegi, en una reciente fotografía. ./
Kepa Otaegi, en una reciente fotografía. .

Kepa Otaegi, de 48 años, sufrió el domingo una caída cuando descendía el mítico Stelvio, en los Alpes. La víctima, bombero de profesión, realizaba una ruta junto a otros tres amigos aficionados moteros azpeitiarras y tenía previsto regresar mañana a casa

Javier Peñalba
JAVIER PEÑALBA SAN SEBASTIÁN.

Azpeitia está consternada. La muerte de Kepa Otaegi, de 48 años, vecino de la localidad, en un accidente de moto ocurrido el fin de semana en Italia, ha causado gran conmoción. «Era una persona excelente, estamos todos muy afectados por este desgraciado accidente», señalaron ayer compañeros suyos del parque foral de bomberos, donde la víctima trabajaba. La diplomacia española trataba ayer de agilizar los trámites para la repatriación del cadáver a su localidad natal.

El siniestro tuvo lugar el domingo por la tarde en el descenso del puerto de montaña Stelvio, una leyenda del ciclismo mundial. Al parecer, el accidente ocurrió en la vertiente del Alto Adigio, la más bella y espectacular. Otaegi viajaba con tres amigos, aficionados todos ellos al mundo de las motos. Habían partido la semana pasada y tenían previsto regresar mañana miércoles.

Los expedicionarios azpeitiarras habían coronado el mítico paso del Stelvio, de 2.758 metros de altitud -habitualmente cima Coppi del Giro-, donde efectuaron un descanso y aprovecharon para tomar algunas fotografías que no tardaron en enviar por Whatsapp a familiares suyos y al círculo de amigos más próximo.

La moto que conducía le hizo un extraño o le derrapó en una de las curvas del descenso

Fuentes consultadas indicaron que tras su estancia en la cumbre, los cuatro reemprendieron la marcha. Dos de ellos, entre los que se encontraba Kepa Otaegi, abrían el camino. Tras ellos, algo más rezagados circulaban los otros dos motoristas.

Dichas fuentes han indicado que al tomar una de las curvas -según los medios de comunicación italianos, era la número veintiuno de las cuarenta que tiene-, «la motocicleta le hizo un extraño a Kepa o bien derrapó». Esta circunstancia le hizo perder el equilibrio y Otaegi se fue al suelo. La mala fortuna quiso que el motorista azpeitiarra fuera a estrellarse contra un muro.

Los amigos de la víctima fueron los primeros en atender al herido. Ya entonces fueron conscientes de la gravedad de su estado. Los hechos fueron puestos de inmediato en conocimiento de las autoridades que prestan asistencia urgente en carretera de Italia. El personal desplazado, sin embargo, nada pudo hacer por reanimar a la víctima. Su cadáver fue trasladado a Silandro/Schlanders, localidad de casi seis mil habitantes y de gran belleza paisajística.

Una ruta programada

En esta misma localidad se encontraban también ayer los tres amigos del fallecido. Todos ellos permanecen a la espera de que se ultimen los trámites para el traslado de los restos mortales de Otaegi a Azpeitia. Las autoridades consulares españolas se mantenían en contacto tanto con la familia como los amigos, a la vez que realizaban las oportunas gestiones. El Ayuntamiento de Azpeitia, con su alcalde Eneko Etxeberria a la cabeza, ofreció asimismo a los allegados del motorista fallecido los recursos que precisen.

A los cuatro amigos les unía su pasión por las motos. Basta con ver la cuenta de facebook que Kepa Otaegi tenía para constatar esta afición. La foto de su perfil era la de Valentino Rossi, ganador de nueve títulos mundiales. «Era un apasionado de las motos, participaba en múltiples salidas», indicó un allegado.

Esta última excursión la llevaban preparado desde meses. Inicialmente iban a ser tres los participantes, si bien en el último momento se incorporó un cuarto miembro. «Tenían previsto salir el miércoles de la semana pasada. Las motos las enviaron previamente en furgonetas, creo que hasta Mónaco. Tenían pensado viajar en avión hasta allí, pero al llegar al aeropuerto tuvieron un problema con el vuelo y se vieron obligados a posponer la salida. Lo hicieron al día siguiente. Pero como habían perdido un día, en lugar de hacer la primera etapa por las carreteras que habían pensado, se vieron en la necesidad de coger la autopista», explicó un conocido de la víctima.

La noticia de la muerte de Kepa Otaegi cayó como un jarro de agua fría en el parque de los bomberos de Azpeitia, donde la víctima trabajaba. Precisamente ayer eran sus propios compañeros de grupo los que estaban de guardia. «Todos estamos consternados por esta desgracia. Kepa era un excelente compañero, una gran persona. Los bomberos de su unidad están rotos por el dolor», manifestó un responsable del parque.

Kepa Otaegi era una persona muy conocida en la localidad. «Además era muy apreciado. Todavía tengo la imagen de su cara, siempre estaba con la sonrisa en la boca», detalló un conocido. Otaegi estaba casado y era padre de dos hijos en edad adolescente. La víctima era hijo de Pedro Otaegi, actor en varias series televisivas, entre ellas Goenkale, donde desempeñaba el papel de Eusebio, el cartero.

La fecha de los funerales por el motorista fallecido está pendiente del día en el que se vaya a proceder al traslado del cadáver desde Italia.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos