Condenada por robar en una cafetería de Irun

J. P. SAN SEBASTIÁN.

Un juzgado de Donostia ha condenado a nueve meses de prisión a una mujer que se llevó el dinero de la caja de un establecimiento de la cadena Ogiberri. La encausada no logró su objetivo porque algunos clientes alertaron a la dependienta.

Sucedió en junio de 2015, en Irun. La acusada acudió a la cafetería acompañada de un varón y tras pedir una consumición, el hombre instó a la empleada del local a que limpiara el baño porque estaba sucio. El objetiva que la pareja perseguía no era otro que hacer que la dependienta se ausentara de la barra y aprovechar el momento para apropiarse de la recaudación para luego emprender juntos la huida. Sin embargo, según se indica en la resolución, dictada por el magistrado Santiago Romero, «por algún motivo» el plan no salió como esperaban, por lo que decidieron regresar en otro momento.

Ya por la tarde, en torno a las 19.30 horas, la pareja regresó al local y puso en práctica el mismo plan que ya había intentado horas antes. Esta vez, la empleada, distinta a la de la mañana, se dirigió a los servicios y durante su ausencia, el varón se introdujo detrás de la barra y abrió la caja registradora. Seguidamente, cogió todos los billetes que había en su interior, unos quinientos euros aproximadamente, y se marchó de la cafetería. Una vez en el exterior, la pareja se introdujo en un coche.

Los hechos fueron presenciados por unos clientes habituales que desde la mesa en la que permanecían sentados alertaron a la empleada. Esta revisó la caja y al ver que faltaba el dinero salió detrás de la pareja. Al verles sentados en el coche a punto de partir, se puso delante y les obstruyó el paso. Mientras permanecía en esta posición, la mujer gritó: «devuélveme el dinero que me has quitado». En aquel momento, la acusada abandonó el coche y agarró del cuello a la dependienta. También salió el varón que lanzó los billetes al suelo, tras lo cual salieron huyendo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos