Conceden la incapacidad absoluta a tres afectados de mesotelioma pleural por amianto en Gipuzkoa

Conceden la incapacidad absoluta a tres afectados de mesotelioma pleural por amianto en Gipuzkoa

Uno de ellos trabajó en la CAF de Beasain, otro en Victorio Luzuriaga y el tercero en Montero S.A., en Bizkaia

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCO SAN SEBASTIÁN.

El Instituto Nacional de Seguridad Social (INSS) ha reconocido la incapacidad absoluta a tres afectados de mesotelioma pleural por amianto en Euskadi, según ha informado la asociación vasca de afectados Asviamie. La noticia fue dada a conocer ayer, en vísperas de la celebración hoy del Día Internacional de la Salud Laboral. Asviamie denuncia que el INSS «eterniza la resolución de graves enfermedades profesionales por falta de recursos».

En un comunicado, la asociación alerta de la «creciente epidemia de enfermedades del amianto» que, a su juicio, se está produciendo, «acompañada del silencio y pasividad del Servicio Vasco de Salud, Osakidetza, de la Inspección de Trabajo y de los escasos recursos humanos del INSS, que eternizan la resolución de expedientes de graves enfermedades profesionales».

Además, destaca que en lo que va de año el INSS ha reconocido en Gipuzkoa el origen profesional y la incapacidad absoluta a tres afectados de mesotelioma pleural, «con la particularidad de que las empresas, ni la autoridad laboral habían valorado la posible exposición a la fibra cancerígena en sus puestos».

Según indica la asociación, a estas tres personas «no se les incluyó en el listado de trabajadores expuestos al amianto, hasta la aparición de la enfermedad, con esperanza de vida muy limitada».

Los afectados son R.P.G. de 65 años, que trabajó en la CAF Beasain, entre 1974 y 2018; L.O.M. de 83 años, tras comenzar en 1954 a trabajar como aprendiz de modelista en Victorio Luzuriaga y permanecer hasta 1990; y P.M.M.U. de 71 años, que comenzó a trabajar con 16 años en Montero SA -actual Fibras y Elastómeros- de Bizkaia. Asviamie recuerda que los mesoteliomas «no engañan», ya que «derivan exclusivamente de la exposición a la fibra cancerígena» amianto.

Por otro lado, denuncia que la respuesta del INSS se está «eternizando» en relación a los expedientes de dos mujeres enfermas con mesotelioma pleural, J.I.M., que trabajó en Papelera Uranga y registró su solicitud de enfermedad profesional el pasado 10 de agosto y M.J.I.C., que trabajó, junto a su hermana, ya fallecida por similar enfermedad, entre los 1959 a 1962 en Productos Aislantes SA Pausa de Errenteria y solicitó el reconocimiento de las prestaciones el pasado noviembre.