Este contenido es exclusivo para suscriptores

¿Quieres una experiencia sin límites y con servicios exclusivos?

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoApp para smartphone y tabletContenido extraNewsletters exclusivasClub del suscriptor

La coliflor se suma al escaparate del otoño

Juli Otegi vendió con facilidad la coliflor nueva. /Alatzane
Juli Otegi vendió con facilidad la coliflor nueva. / Alatzane

La oferta de cítricos, con mandarina, naranja y granada, llega con fuerza desde Valencia

ALATZANE

Mañana con sabor otoñal ayer en la feria de Ordizia, donde el fresco de las primeras horas dio paso a un ambiente soleado y cálido. Con sus productos, los vendedores contribuían a configurar esa estampa típica de esta época del año, mientras que los compradores y visitantes acudían en buen número a la cita semanal. Entre esos visitantes hay que mencionar un grupo de mujeres de Tanzania, integrantes del grupo Voces Verdes y participantes en San Sebastián en un congreso sobre emprendizaje organizado por Aspegi, Asociación de Profesionales, Empresarias y Directivas de Gipuzkoa. Las empresarias de Voces Verdes se dedican en Tanzania al cultivo de setas ostra, batata o mandioca, a la agricultura orgánica en invernaderos y a la producción de verduras y frutas deshidratadas, y acudieron ayer a Ordizia a conocer la versión euskaldun de los mercados de productores locales.

Para cuando estas mujeres tanzanas visitaron la feria se encontraron con algunos puestos ya medio desprovistos al haber vendido para entonces los baserritarras buena parte de su oferta. Era el caso de la legorretarra Juli Otegi, que fue una de las que presentó la gran novedad de la jornada, la coliflor. De diferentes tamaños y con un aspecto inmejorable, la coliflor nueva se vendía en distintos puestos a 1,5-2,5 euros la unidad, dependiendo del tamaño.

Mientras van llegando productos como la coliflor, típica del otoño-invierno, otros se resisten a abandonar la feria, como el tomate, el pimiento o la vaina, cuya oferta es todavía importante.

La oferta micológica se limitaba ayer al puesto de Mikel Lasa, donde se presentaron 100 kilos de hongo (de 15 a 35 euros el kilo), 40 kilos de 'ziza hori' (20 euros), 25 kilos de angula del monte (20 euros) y un kilo de trufa, a 200 euros.

También entre los puestos de los fruteros se respiraba el aire otoñal. Algunos se presentaban bien surtidos de pimiento najerano, de bola o morrón, y en la mayoría los cítricos van ocupando cada vez más espacio con la llegada de naranja (1,25-1,75 euros), granada (1,95-3,4 euros ) y clementina (2,95 euros) desde Valencia, que se suman a la mandarina. También hay que señalar la llegada de la castaña de Ávila (5,5-5,9 euros) y el caqui.

Contenido Patrocinado

Fotos