Cancelados doce vuelos del aeropuerto de Hondarribia la próxima semana por la huelga de pilotos

Cancelados doce vuelos del aeropuerto de Hondarribia la próxima semana por la huelga de pilotos

Cerca de 10.000 pasajeros se verán afectados por las cancelaciones durante los tres primeros días de huelga en todos los aeropuertos españoles

Amaia Chico
AMAIA CHICO

Los viajeros que tengan previsto empezar sus vacaciones desde el aeropuerto de San Sebastián a partir del lunes deberán consultar bien el estado de su vuelo. La huelga de pilotos de Air Nostrum, la operadora de la ruta con Madrid, ha llevado a la compañía a cancelar 12 vuelos la próxima semana, entre el lunes y el miércoles, los primeros días de huelga convocados por Sepla. A este paro, se suman los de los vigilantes de los controles de seguridad del Adolfo Suárez-Barajas o los de estaciones de trenes.

El que afectará sobre todo a los guipuzcoanos en este arranque de Semana Santa es el de los aeropuertos. Air Nostrum ha cancelado dos vuelos cada uno de los tres primeros días de huelga. El lunes no despegarán de Hondarribia ni el de las 10.05 horas ni el de las 18.00 horas. Y no aterrizarán los que parten de Madrid a las 8.20 horas ni el de las 20.00. La aerolínea informa en su web de todos los vuelos cancelados debido al paro, con el que los pilotos denuncian el «incremento en el desvío de la producción a otras aerolíneas», que incumple un acuerdo anterior. El martes, el paro afecta a los vuelos de ida a Madrid de las 10.05 y las 18, y de vuelta a las 8.20 y 15.35 horas. Y el miércoles, los cancelados son los Madrid-San Sebastián de las 8.20 y las 18.40, y los San Sebastián-Madrid de las 10.05 y las 20.25.

La compañía ha mantenido el 76,4% de la operación por los servicios mínimos decretados por la Dirección General de Aviación Civil para estos primeros días, pero cerca de 10.000 pasajeros se verán afectados por las 148 cancelaciones en todo el Estado. Los paros seguirán también la siguiente semana, los días 22, 23 y 24. Aún no se sabe, qué vuelos quedarán afectados esos días.

La compañía aérea defiende que con su política de externalización de servicios, limitada al 20% en el pacto con el Sepla, ahorra costes y que el verdadero motivo de la protesta es la falta de acuerdo sobre el nuevo convenio colectivo.