Cambios en la movilidad de usuarios y peatones

Cambios en la movilidad de usuarios y peatones

Las obras de la estación de Atotxa, que se prolongarán durante casi tres años, conllevarán cambios en la movilidad tanto de los usuarios del tren como de los peatones que ahora cruzan a diario por el pasadizo de Egia. En principio, aseguran las fuentes consultadas, Renfe prevé mantener todas sus frecuencias ferroviarias. Pero los viajeros sí que tendrán que ir adaptándose a los cambios físicos que se produzcan.

Uno ya previsto es que cuando comiencen las obras en el edificio principal y este deba cerrarse, los trenes pararán en las dos vías más próximas a Egia y los usuarios deberán acceder a ellos a través de un nuevo apeadero provisional que se instalará de ese lado. La entrada al mismo se habilitará desde la plaza Néstor Basterretxea.

La otra afección importante atañe a todos los ciudadanos que cruzan diariamente por el pasadizo de Egia. Su remodelación obligará a cortar, aún no se ha determinado cuándo ni cuánto tiempo, esta conexión por debajo de las vías, y en su lugar, a petición del Ayuntamiento donostiarra, se va a habilitar una pasarela elevada por encima de las vías, que partirá del hotel próximo a la estación y permitirá cruzar hasta Duque de Mandas sin necesidad de desplazarse hasta los juzgados, el único paso alternativo posible.

Noticias relacionadas