El bochorno frena el inicio de las rebajas

Las altas temperaturas han provocado que los primeros días de rebajas no haya habido muchos clientes/Morquecho
Las altas temperaturas han provocado que los primeros días de rebajas no haya habido muchos clientes / Morquecho

Muchos establecimientos han adelantado los descuentos aunque el arranque oficial sea el lunes | El pequeño comercio lleva varios días con los carteles de ofertas de hasta el 50% colocados en los escaparates

ANA CHUECA

Las largas colas en las puertas de los establecimientos o buscar la talla deseada en montones de ropa desordenada ya es historia. «Las rebajas ya no son lo que eran». Así lo ven distintas tiendas de la capital guipuzcoana que ya han comenzado su periodo de descuentos. Aunque oficialmente las rebajas empiezan el próximo lunes, muchos comercios ya llevan una semana con el cartel de descuentos colgado en el escaparate. Otros grandes de la cadena Inditex empezarán a partir de hoy.

Para Ana, el comienzo «está siendo flojito». A su juicio se debe al cambio de ley, que permite establecer descuentos y promociones en cualquier época del año y a que las grandes cadenas no han empezado hasta hoy con sus descuentos. Desde el mostrador de su comercio Sancarlos, de ropa de hogar y cortinas, recalca que «es verdad que cada vez es más complicado tener unas rebajas en las que se arrasa con todo. La gente rebuscando, las colas y todo eso se acabó». «Trabajamos mucho sacando más género y colocando todo, pero al final merece la pena porque las cifras de venta son buenas».

Sí que han notado más movimiento en la zapatería TopMeist, en la esquina de la calle Fuenterrabia con San Martín. Con precios más bajos desde el 20 de junio, Yanire y Maialen, dos de las dependientas de la tienda, han sentido el aumento de las ventas. «Por las mañanas suele haber poca gente, pero por la tarde es cuando más ajetreo tenemos», relatan. Ambas ven la temporada con optimismo: «Seguro que van a salir muchos zapatos».

«En rebajas se suele gastar más. La gente aprovecha e igual se lleva dos pares de sandalias. Dicen 'si no es para este verano pues para el siguiente'. Se dejan llevar mucho por los carteles de rebajas, que al final están para eso, para llamar la atención», exponen las dependientas de la zapatería haciendo alusión a la «obsesión» por la que la gente se mueve en ocasiones. Añaden que muchas veces «se lanzan a comprar porque piensan que se van a acabar las tallas».

A pesar de ser una tienda para eventos muy concretos, mucha gente aprovecha las rebajas para comprar en la Boutique Fátima Ansola, en la plaza del Buen Pastor. «Oficialmente empezamos las rebajas el 1 de julio, pero ya tenemos muchos descuentos de cara a todos los eventos, sobre todo bodas, que hay ahora», comenta la dueña por el aumento de ventas de los últimos días. «Hay clientes y público para todo, pero muchos aprovechan a compran ahora el vestido para una ceremonia en septiembre».

Además de los locales, los turistas también aprovechan la temporada de rebajas. Juan Francisco y Emilio, de Toulusse, descansaban en un banco a la sombra después de la ajetreada mañana de compras. «Estamos de vacaciones en San Juan de Luz y no conocíamos Donostia. Hemos venido a pasar el día y de compras». Maje, en la calle Bergara, también recibe mucho cliente francés, «pero es porque la marca es francesa», explica Gemma, una de sus dependientas. Mucho turista galo se acerca también a Redskins, la tienda que Beatriz tiene en la calle Arrasate. «Vienen por ver la tienda, luego si compran es otra historia».

A la espera

Maje es uno de los establecimientos que se adaptan al ritmo que marca Inditex ante la posibilidad de poner rebajas en cualquier época. «Hasta ahora estábamos de prerrebajas, pero hoy empezamos con la rebajas de verano, como Inditex», explica Gemma. A raíz de poder elegir cuándo poner el período de rebajas, «siempre tenemos algún tipo de descuento», reconoce la dependienta. «Además tratándose de una tienda de precio medio-alto, la gente siempre aprovecha las promociones». Aun así, sigue habiendo quien prefiere empezar las rebajas el 1 de julio, «como siempre se ha hecho», aunque los establecimientos de alrededor ya ofrezcan descuentos. Es el caso de la tienda de lencería y ropa de baño Munch, en la calle San Martín.

Beatriz, de la tienda Redskins, piensa que la gente está esperando a que Zara empiece las rebajas. «Aunque los demás ya estemos, si Zara no cuelga los carteles la gente no se anima. Llevamos dos semanas con descuentos en toda la calle». Puede que no fuera lo esperado, pero la bajada de precios se ha notado en las ventas. En la tienda especializada en piel aseveran que «aunque no es lo que era antes, vendemos muchas cazadoras. Ahora también se están llevando muchas bermudas y camisetas». Beatriz se mantiene optimista después de la «buena temporada de primavera: «En lo que vamos del mes de junio se ha vendido más que el año pasado. Y parece que en julio y agosto va a venir mucha gente».

Las altas temperaturas tampoco han motivado un aumento de la venta de ropa de verano y de baño. «Casi todo el mundo compra antes de que empiece el calor más fuerte», comenta Yanire sobre la previsión de los clientes de la zapatería TopMaist.

La ola de calor que se ha dejado sentir estos días y que comenzará a remitir a partir de hoy no ha sido el mejor amigo para las calles llenas de tiendas de ropa y calzado del centro de Donostia. El calor, que invita a pasar la tarde en la playa o en la piscina, aleja a los compradores de las tiendas estos días. «Tiene que estar nublado para ir de compras, el calor influye mucho», comenta Ana de Sancarlos. «No hemos vendidos nada estos últimos días», lamenta Beatriz de la tienda Redskins. «Con este calor la gente no sale de compras. Y eso que tenemos aire acondicionado», bromea. Afortunadamente y para alivio de los comerciantes, se prevé que a partir de hoy las temperaturas se templen un poco, al menos en la costa.