La Behobia - San Sebastián 2018 dispara el precio de los hoteles y la tarifa por noche se duplica en Donostia

Una pareja de turistas fotografía La Concha en plena marea baja. / LUSA
Una pareja de turistas fotografía La Concha en plena marea baja. / LUSA

La Behobia - San Sebastián ayuda a dinamizar el sector turístico con niveles de ocupación que rozan el 100% | En el caso de los pisos turísticos de la capital guipuzcoana el coste también crece aunque en menor medida, un 30%

Estrella Vallejo
ESTRELLA VALLEJO SAN SEBASTIÁN.

Si el propósito no es correr el domingo la Behobia-San Sebastián o acudir como espectador el sábado a Anoeta al partido de rugby que enfrentará a las selecciones de USA y Samoa, quizás es preferible que escojan otro fin de semana para visitar Donostia. De lo contrario, más vale que tengan asumido que su gasto en alojamiento va a ser considerablemente superior al de, por ejemplo, la semana que viene. Más concretamente, se incrementará un 70% de media. Que la subida sea mayor o menor dependerá del modelo alojativo que cada uno escoja.

Los eventos deportivos se consolidan, junto a los congresos, como la llama para reavivar la actividad turística en temporada baja. No hay más que entrar en las web de reserva de alojamientos. Hoteles, pensiones, campings, pisos turísticos... Da lo mismo la variante que se busque para comprobar que la carrera popular por excelencia de Gipuzkoa que se celebra este fin de semana ha hecho que buena parte de la oferta donostiarra colgara el cartel de 'Completo' hace días, e incluso semanas, según el caso.

Y no lo han hecho de cualquier manera, sino a un precio por noche considerablemente superior al de cualquier otro fin de semana del mes de noviembre. El motivo es evidente. De los 30.775 corredores inscritos en la Behobia - San Sebastián 2018, únicamente 7.400 son guipuzcoanos. Es decir, que en torno a 20.000 'runners' y sus familias necesitan un lugar en el que pasar, al menos, una noche. Con la ley de la oferta y la demanda sobre la mesa, y la experiencia de ediciones anteriores, los gestores de los alojamientos donostiarras han apostado desde el inicio a caballo ganador, y pese a engordar la tarifa, han vuelto a hacer podio.

Este crecimiento se aprecia en cualquier modelo alojativo que se analice, pero no es menos cierto que el incremento que se observa en los hoteles y pensiones de la capital guipuzcoana es considerablemente superior.

Desde varias plataformas de reserva de alojamientos han declinado facilitar datos globales del incremento del precio por noche en San Sebastián por tratarse, dicen, «de información interna». Por ello, este medio ha realizado una comparativa con el fin de semana siguiente -del 16 al 18 de noviembre- en un total de 20 establecimientos de San Sebastián. Y el resultado es que la tarifa media se duplica.

«Este fin de semana es muy apetecible», declara una propietaria que alquila su piso de forma clandestina

A nivel porcentual, la mitad de los alojamientos analizados supera con holgura el 100% de crecimiento en sus tarifas, pasando a cobrar al cliente 335 euros por dos noches -de mañana al domingo-, frente a los 160 euros que costaría dormir en ese hotel los mismos días de la semana que viene.

Es un ejemplo de tantos que se pueden comprobar, ya sea en establecimientos hoteleros como en pensiones: de 138 euros a 318; de 240 a 482; de 478 a 594; de 120 a 280; de 171 a 390; de 210 a 400... Pero sin duda, de los alojamientos analizados, el crecimiento más acusado se produce en dos establecimientos. Uno de ellos es un hotel de cuatro estrellas, donde pasar dos noches este fin de semana saldrá a sus clientes por 432 euros, mientras que si lo hicieran la semana siguiente 'solo' abonarían 149. El segundo caso es el de uno de los camping, donde por dormir en una mobilhome en la Behobia - San Sebastián el precio pasa de los 105 a los 300 euros. Esto es, en ambos casos, la tarifa sufre un incremento medio del 186%, prácticamente triplicando su precio habitual de temporada baja.

Alquiler ocasional

Las viviendas de uso turístico no son ajenas a esta subida de precios. No obstante, el incremento en este modelo alojativo es más moderado, del 30% de media.

Así, por ejemplo, aquellos que hayan reservado una vivienda entera de viernes a domingo pagarán en la capital guipuzcoana 213,5 euros por cada noche -unos 460 euros, sumando gastos de limpieza-. Sin embargo, si lo quisieran reservar para dentro de siete días, el coste se reducirá hasta los 163 euros por día.

Los niveles de ocupación en las viviendas de uso turístico para este fin de semana ya alcanzó la cota del 100% la pasada semana, una cuestión que, por otro lado, no ha resultado ser ninguna sorpresa para los propietarios y gestores de estos inmuebles, que consideran este fin de semana el más dinámico del mes.

Otro dato curioso que ofrece la Asociación de Apartamentos Turísticos de Euskadi, Aparture, aunque también dentro de toda lógica, es que la edad media del inquilino será cuatro años más joven, situándose en los 38,7 años.

No obstante, algo más complejo de detectar es el incremento de tarifas que realizan los pisos turísticos clandestinos, así como el volumen de viviendas que de forma excepcional salen al mercado de alquiler para este fin de semana, ya sea arrendando la vivienda entera o simplemente una habitación.

Es el caso de Cristina -nombre falso-, una donostiarra que empezó a alquilar su vivienda hace algo más de dos años. El refuerzo de las medidas de control por parte de las administraciones le ha obligado a dar un paso atrás. Reconoce que hace un tiempo que decidió retirarlo y solo recurre a poner en alquiler su piso en ocasiones especiales. Y la Behobia - San Sebastián 2018, sin duda, lo es.

En esta ocasión ha ofertado una de las habitaciones del inmueble en el que reside, y admite que mientras que el precio por el que la arrienda en un fin de semana normal es de 60 euros por noche, «en la Behobia - San Sebastián lo subo a 100. Es un fin de semana muy apetecible», confiesa.

Ejemplos hay cientos y en las propias plataformas pueden observarse de un simple vistazo incrementos de alrededor de 60 y 70 euros por noche. Es el caso de un piso del Centro, que pasa de cobrar 150 euros un fin de semana sin ningún acontecimiento reseñable en la ciudad, a los 225 de este. U otra vivienda en el barrio de Gros que puede alquilarse por 129 euros la noche, mientras que estos días, la tarifa que consta es de 199 euros.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos