El barco 'Aita Mari' zarpa hacia Mallorca

El atunero partió ayer por la mañana hacia el Mediterráneo/E.C.
El atunero partió ayer por la mañana hacia el Mediterráneo / E.C.

Amnistía Internacional exige al Gobierno de Sánchez que permita zarpar al 'Open Arms' y el 'Aita Mari'

DV

El barco de rescate humanitario 'Aita Mari' abandonó ayer por la mañana Bilbao para poner rumbo hacia Mallorca, donde esperará hasta lograr el permiso gubernamental para poder prestar auxilio a inmigrantes en el Mediterráneo. En la travesía deberá hacer varias paradas hasta llegar a la costa balear donde los tripulantes confían en recibir el permiso.

Mientas esperan recibir la documentación que les permita zarpar, Amnistía Internacional ha urgido al Gobierno a acelerar los trámites para que los buques de rescate 'Open Arms' y 'Aita Mari', bloqueados en puerto desde hace dos meses, puedan zarpar lo antes posible.

La organización considera que este bloqueo es «injustificado» y «puede vulnerar los derechos humanos», por lo que solicita que se permita su partida, porque ya llevan dos meses paralizados y el plazo para resolver los recursos interpuestos es de tres meses. «Los obstáculos burocráticos que han denegado la salida de ambos barcos impiden a las organizaciones llevar a cabo actividades que han sido esenciales para proteger la vida de miles de personas que huyen de la guerra y la persecución para encontrar un lugar seguro», ha lamentado la organización.

Amnistía Internacional ha informado en un comunicado de que ha enviado una carta a la vicepresidenta del gobierno, Carmen Calvo, para exigir el desbloqueo de estos barcos y una política de vigilancia y rescate proactiva al salvamento de vidas en el mar. También le ha solicitado que promueva en Europa la creación de un sistema de desembarco que asegure que las personas rescatadas llegan a puerto seguro en el continente.