Aziz Messaoudi: «Defendemos la igualdad, pero no la confrontación de género»

Aziz Messaoudi preside la Federación Islámica en Euskadi./LUSA
Aziz Messaoudi preside la Federación Islámica en Euskadi. / LUSA

«Los musulmanes no queremos vivir del victimismo», defiende tras las últimas pintadas aparecidas en la mezquita de Hernani

ARANTXA ALDAZSAN SEBASTIÁN.

La entrevista se concierta a raíz de las últimas pintadas islamófobas aparecidas hace unos días en la mezquita de Hernani, pero en una semana marcada por la reivindicación feminista del 8M también es obligado preguntar al presidente de la Federación Islámica en Euskadi por los derechos de las mujeres musulmanas. «Defendemos la igualdad, pero no la confrontación de género», asegura Aziz Messaoudi.

- ¿Se ha sumado la comunidad musulmana al 8M?

- Siempre estamos al lado de la mujer, que es igual que el hombre. La igualdad viene marcada en nuestra religión. Pero hay movimientos de mujeres y hombres que están yendo hacia la confrontación de género. La lucha debe ser conjunta, por la igualdad, la justicia social. No hablamos de género.

- ¿Cree que la convocatoria del 8M defiende esa confrontación?

- No. Nuestras mujeres están en la calle con el resto. Pero sí avisamos de que debe seguirse ese camino, que debemos tomar las calles los dos, hombres y mujeres. Nuestra lucha es común.

- ¿Es la comunidad musulmana machista?

- Una cosa es lo que se dice y otra lo que realmente ocurre. Si cogemos las cifras de víctimas del machismo, cuántas mujeres han sido asesinadas y quiénes están detrás de esa barbaridad, veremos cuántas personas musulmanas hay. Es muy fácil echar la culpa al otro. Es un prejuicio, algo tiene que ver con la cultura árabe, que sí es patriarcal y se defiende la superioridad del hombre, pero en el Islam no. Defendemos que hombres y mujeres somos iguales.

- Hablemos de las pintadas que aparecieron en la mezquita de Hernani. ¿Son hechos aislados o síntoma de un sentimiento islamófobo en la sociedad guipuzcoana?

- Si hablamos solo de lo ocurrido en Hernani, son hechos aislados, que no representan a la sociedad guipuzcoana. Pero si hablamos a nivel político internacional, no lo son. La subida de la ultraderecha en países cercanos tiene que ver. La apología del odio gana terreno. A veces relacionamos los hechos racistas con la aparición de unas pintadas, pero el racismo está todos los días y duele más.

- ¿Racismo hacia todas las personas inmigrantes o especialmente hacia las personas musulmanas?

- Hay un racismo étnico, religioso. Si llamas a una inmobiliaria para alquilar un piso y eres extranjero, ya sabes que te van a decir que no, aunque pagues el doble o presentes todos los avales. Una mujer con pañuelo no encuentra trabajo en cualquier lado, o te llaman moro por la calle. Pero no queremos vivir del victimismo. La comunidad musulmana tiene que hacer su camino, no le debe importar lo que le digan. La mejor respuesta es la convivencia.

«A veces relacionamos los hechos racistas con unas pintadas, pero el racismo de todos los días duele más»

«Nuestra arma para favorecer la convivencia es la integración y la inclusión»

- ¿Teme que la convivencia deje de ser pacífica?

- En el noventa y muchos por ciento la convivencia es fenomenal. Quitando los hechos ocurridos en Vitoria en la época de Maroto, la gente es acogedora y muestra su apoyo al inmigrante, no hemos sentido rechazo pero esto no significa que siga habiendo una pequeña parte de la sociedad vasca que no quiera que haya inmigrantes. Son una minoría, pero existe.

- ¿Han generado preocupación entre la comunidad islámica las últimas pintadas?

- En general intentamos no darle demasiada importancia. Pero cuando llegan las noticias de que han incendiado una mezquita en un país, por ejemplo, sí nos da miedo. Intentaremos cortar cualquier atisbo de rechazo, porque hoy son pintadas y mañana quién sabe.

- ¿Qué trabajo hacen desde las mezquitas para favorecer esa convivencia?

- Nuestra arma es la integración y la inclusión. Es la única manera de estar protegidos. Si vives en un guetto o te sientes víctima, entonces corres el riesgo de caer en un papel a la defensiva y te va a llevar a responder de mala manera.

- ¿La sociedad musulmana está integrada?

- Estamos en ello, llevamos trabajando, pero todavía no al cien por cien. No es tan fácil, es una cultura diferente, una religión diferente, y además hay motivos personales y económicos que hacen de barrera. La comunidad musulmana está muy machacada por el paro. Son elementos que no ayudan a la integración. Llevamos años en las mezquitas insistiendo en que ya no somos inmigrantes, que somos ciudadanos de este país.

- ¿Dentro de la comunidad musulmana hay personas que ponen barreras para su integración?

- Siempre las hay, pero son una minoría que contradice a su propia ideología. Porque si no estás de acuerdo con el lugar en el que vives, coges y te marchas. Si los musulmanes ponen obstáculos para su integración, nos tendríamos que ir a nuestros países. Pero tenemos que saber que los derechos que tenemos aquí y el margen de libertad no lo tenemos en otros países.

- ¿Y qué trabajo a favor de la convivencia hacen de puertas para fuera?

- Trabajamos a muchos niveles, con el Gobierno Vasco en muchos programas, con ayuntamientos y tenemos las puertas abiertas de las mezquitas. Por ejemplo, cuando abrimos una nueva, siempre invitamos a los vecinos para que nos conozcan. También les invitamos a romper el ayuno con nosotros en Ramadán. Y ahora estamos trabajando para organizar una cena de convivencia en Hernani y para decir que las pintadas no van a romper el tejido social.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos