Aumenta la inversión para la mejora de carreteras como la GI-638 entre Deba y Mutriku

El departamento de Aintzane Oiarbide contará el próximo año con 8,2 millones de euros más

Teresa Flaño
TERESA FLAÑO SAN SEBASTIÁN.

Las infraestructuras viarias, tras la Política Social, es una de las prioridades del gobierno foral guipuzcoano. El departamento contará el próximo año con un presupuesto de 82,335 millones de euros -un 10,05% del presupuesto total del ente foral-, 8,24 más que en el presente ejercicio, lo que supone un incrementó, del 12,84%, según explicó ayer su responsable, Aintzane Oiarbide, quien recordó que desde su área se ha hecho un esfuerzo para contener el gasto corriente en un 7,86%.

Gran parte de la inversión, que crece un 12,2% frente a lo previsto para este año, se va a destinar a financiar la mejora de las infraestructuras. El presupuesto en este apartado se incrementa en un 274%, cuya partida principal se invertirá en la carretera GI-638, en el tramo que transcurre entre Deba y Mutriku, cuyos trabajos, que comenzarán en breve, se estima que durarán 14 meses. El semienlace entre el Polígono 27 con la rotonda de Bidebitarte en Astigarraga, que mejorará de forma significativa los tráficos de la zona industrial, la rotonda de Martutene y el semienlace de la ronda sur de Irun son otros de los protagonistas del programa de mejora de los viales.

El próximo año se seguirá invirtiendo (5,87 millones) en mantenimiento y reparaciones de los túneles de la A-15, se destinarán 400.000 euros para las primeras obras de la mejora de la carretera entre Azkoitia y Urretxu y se incluye una partida para el enlace de Marrutxipi.

 

Fotos

Vídeos