Arranca la OPE de 35 plazas de técnico contra el fraude fiscal de Gipuzkoa

Exámenes en Ficoba. /Lusa
Exámenes en Ficoba. / Lusa

El diputado general de Gipuzkoa recuerda que la Hacienda foral afloró 253,4 millones de euros de la lucha contra el fraude en 2017, un 18,2% más que en 2016

AGENCIAS

La Diputación foral de Gipuzkoa ha dado inicio este viernes en el recinto ferial Ficoba de Irun a los exámenes de la Oferta Pública de Empleo (OPE) de 35 plazas de técnico contra el fraude fiscal.

El diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, acompañado del diputado foral de Gobernanza y Comunicación con la Sociedad, Imanol Lasa, ha destacado en Ficoba que esta prueba representa el «hito más importante de la legislatura» en la lucha contra el fraude fiscal, que «no tiene cabida» en el territorio histórico.

Además, ha señalado que, a la espera de los datos que arroje la campaña correspondiente a 2018, la Hacienda foral afloró en 2017 un total de 253,4 millones de euros de la lucha contra el fraude, lo que supone un incremento del 18,2% respecto al ejercicio anterior. «Estamos cumpliendo con la palabra dada al inicio de la legislatura», ha aseverado.

Olano ha subrayado que quienes defraudan a Hacienda «nos atacan como sociedad, actúan en contra de las políticas sociales, de las políticas económicas y medio ambientales, del futuro del territorio y de la ciudadanía guipuzcoana al fin y al cabo».

A su juicio, las 35 plazas de personal técnico resultante de la OPE «vendrán a reforzar esa primera línea de la lucha contra el fraude fiscal, que debe combatir en los últimos años formas de engaño cada vez más sofisticadas, como tramas internacionales».

Según ha indicado, un total de 638 aspirantes se habían inscrito para el proceso selectivo iniciado este viernes y dirigido a personas que posean el título oficial de Licenciatura, Ingeniería, Arquitectura, doctorado o grado universitario. Los puestos asociados a las plazas convocadas tienen asignado el perfil lingüístico 3 preceptivo, por lo que constituye un requisito de participación la acreditación del nivel de conocimiento de euskera correspondiente a ese nivel.

Asimismo, en el apartado de méritos, se valorarán la experiencia profesional en administraciones públicas, la formación académica complementaria siempre y cuando redunde directa y específicamente en el desempeño de las funciones de las plazas convocadas, y la acreditación de conocimiento de los idiomas inglés y francés.

La fase de oposición consistirá en la realización de tres ejercicios de carácter obligatorio y eliminatorio. Por un lado una prueba de conocimientos teóricos, otra de supuestos prácticos y teórico-prácticos, y las pruebas de evaluación de competencias. Los participantes en la OPE han abordado este viernes la primera de las pruebas, respectiva a los conocimientos teóricos.

Apuesta por el empleo público

Lasa ha apuntado que esta OPE se enmarca en «la apuesta por la recuperación del empleo público realizada por la Diputación durante esta legislatura, ya que si en la anterior solo se sacaron cinco plazas», mientras que a la OPE iniciada este viernes se suman la de 25 de bomberos cuyos exámenes tuvieron lugar en 2017.

Además, el Consejo de Gobierno foral «ha aprobado recientemente la oferta pública de empleo correspondiente a 2018, con un total de 317 plazas, a las que se añaden las 21 aprobadas en la OPE del año pasado, lo que supone la mayor oferta pública de empleo de la Diputación Foral en su historia», ha insistido.

El portavoz y diputado foral ha subrayado que «entre OPEs y bolsas de trabajo, durante esta legislatura se ha llamado a exámenes a más de 6.000 personas».