Amaia Iza-Mendia: «El reto es reducir el plástico en el embalaje alimenticio»

Amaia Iza-Mendia, investigadora del Ceit-IK4, en las instalaciones del centro en Donostia./ARIZMENDI
Amaia Iza-Mendia, investigadora del Ceit-IK4, en las instalaciones del centro en Donostia. / ARIZMENDI

El Ceit-IK4 celebra un congreso de materiales que busca potenciar la interacción entre las empresas y la red vasca de ciencia y tecnología

Aiende S. Jiménez
AIENDE S. JIMÉNEZSAN SEBASTIÁN.

A partir de ahora los comercios cobrarán a sus clientes por las bolsas de plástico que contengan su compra. Una medida que persigue reducir el alto consumo de este material en todo el mundo y a su vez reducir el impacto medioambiental que tiene tanto su fabricación como su eliminación, ya que estas bolsas tienen un nivel de biodegrabilidad muy bajo. El reciclaje de materiales es precisamente uno de los temas que se tratan en el congreso sobre Ciencia y Tecnología de Materiales que se celebra estos días en Donostia. La presidenta del mismo, la investigadora del Ceit-IK4 Amaia Iza-Mendia, explica otras posibilidades como la utilización de bolsas, también de plástico, pero con materiales biodegradables.

- ¿Por qué son tan nocivas las bolsas de plástico para el medio ambiente?

- Porque el material con el que se fabrican, el polietileno, es un plástico de origen petroquímico y por tanto no son biodegradables. Pero la ciudadanía debe saber que sí se pueden reciclar, por lo que hay que educar a la sociedad para que se recojan y se tiren al contenedor. Asimismo conviene saber que el coste energético de la producción de las de plástico y la emisión de CO2 en ese proceso es bastante menor que en las bolsas de papel, además de ser más baratas.

«Aunque el plástico no sea biodegrabable se puede reciclar, y hay que insistir en esa idea»

- ¿Qué alternativas existen más compostables que el plástico?

- Sí, los bioplásticos, que a diferencia de los anteriores proceden de recursos renovables, por lo que las materias primas que se emplean son naturales. Y además estos sí son biodegradables y biocompostables.

- ¿Y cuáles son más baratos?

- No es tan fácil establecerlo y hay diversas teorías, ya que el coste depende de cuánto cueste obtener la materia prima, que en el caso de los bioplásticos es menor, y también del coste energético del procesamiento de esos materiales, que sería mayor. Ahí radica el debate entre los partidarios de los plásticos de origen petroquímico frente a los defensores de los plásticos de origen natura o renovable.

- A pesar de la 'guerra' contra las bolsas de plástico, la mayoría del embalaje que se utiliza en los productos de alimentación lo contiene. ¿Es el siguiente paso?

- Debería serlo. Es cierto que todo el 'packaging' que vemos en los supermercados contiene plásticos no biodegradables y el siguiente reto tendría que ser tratar de reducir la cantidad de material plástico que se utiliza en este sector.

- ¿Los avances que se están dando pueden llevar a un futuro sin plásticos?

- No lo sé. Todo dependerá del grado de concienciación que se consiga con la ciudadanía y de establecer una alternativa.

- ¿Qué características debe cumplir un material para ser biodegrabable?

- Cuando decimos que un material polimérico es biodegradable lo es bajo ciertas condiciones ambientales, como son el oxígeno, la radiación ultravioleta, la temperatura... Y el plástico de origen petroquímico es uno de los materiales con menos biodegrabilidad que existen.

- Precisamente este es uno de los temas que se está tratando en el IV. Congreso de Ciencia y Tecnología de Materiales que este año organiza el Ceit-IK4 y del que es usted presidenta. ¿Qué aspectos destacaría de su contenido?

- Lo primero que está íntegramente impartido en euskera y que recoge 97 ponencias que han firmado 325 autores de todo el mundo. Participan 120 personas del ámbito empresarial, de la investigación y de la educación de todo Euskadi. Las áreas de conocimiento son diversas, y tienen aplicaciones en el sector de la construcción, el transporte, la energía, los biomateriales, etc.

- ¿Cuál es el objetivo de todos los agentes que participan?

- Lo más importante es que se produzca una interacción entre la red vasca de ciencia y tecnología y las empresas euskaldunas. Y a su vez fomentar el desarrollo de soluciones multimateriales, ya que aunque un grupo de investigación se dedique al acero, necesita de otros materiales de los que no sabe tanto para su aplicación industrial. Se trata, al fin y al cabo, de conseguir ser multidisciplinares para dar soluciones integrales a nuestras empresas.

- ¿Cuál es la posición de Euskadi en el sector de los materiales?

- Somos referencia a nivel internacional, y la diversidad de grupos de investigación y de empresas participantes en este congreso dan buena cuenta de ello. En el caso de Ceit-IK4 la mayor parte de nuestros ingresos proceden de las soluciones materiales que aportamos a la industria del entorno más próximo pero también del extranjero. Trabajamos con empresas de Estados Unidos, China, Korea o Brasil optimizando el proceso de fabricación y de calidad de materiales como el acero.

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos