Alerta sanitaria por un caso de sarampión en una sidrería de Astigarraga

Alerta sanitaria por un caso de sarampión en una sidrería de Astigarraga

Osakidetza ha contactado con los 250 comensales de la cena del pasado 23 de marzo en la sidrería Rezola para que no bajen la guardia ante posibles síntomas

Alexis Algaba
ALEXIS ALGABA

«Se tiene constancia de que ese día acudió a la sidrería una persona a la que se le ha diagnosticado sarampión». Así arranca la nota informativa que el Departamento de Salud remitió el pasado jueves a los 250 comensales que el pasado 23 de marzo cenaron en la sidrería Rezola de Astigarraga. «Queremos impedir que haya más casos y por ello os pedimos que reviséis vuestro estado de protección», continúa la misiva. Una alerta sanitaria con el objetivo de reducir el riesgo de posible contagio de una de las enfermedades transmisibles más contagiosas que existen.

Según ha podido conocer DV, Osakidetza tuvo conocimiento la pasada semana de este positivo por sarampión procedente de un hospital madrileño, y decidió activar el protocolo preventivo ante posibles contagios tras conocer que el afectado había viajado a Gipuzkoa en el fin de semana del 23 y 24 de marzo. «Se ha hecho un estudio de contacto y se han identificado los locales en los que pudo estar, entre ellos, la sidrería Rezola», confirman desde el Departamento de Salud . Al ser la sidrería Rezola de Astigarraga el único lugar en el que se podía tener registro de los clientes que acudieron a cenar y pudieron entrar en contacto con el afectado, el departamento solicitó al propietario la lista de comensales para tratar de ponerse en contacto con ellos.

Las claves

250 comensales
que cenaron el pasado 23 de marzo en la sidrería Rezola han sido prevenidos por un caso de sarampión.
Protección
Nacidos después de 1980
Como afirma Osakidetza han recibido dos dosis de la triple vacuna vírica.
Nacidos entre 1971 y 1980
Han recibido una dosis de la vacuna triple vírica.
Antes de 1971
Se considera que tienen inmunidad natural por haber estado en contacto con el virus salvaje.
Embarazadas
La vacuna está contraindicada en estos casos.
Síntomas
Manchas rojas en la piel y/o fiebre (con posible tos o congestión nasal)
Cuarentena
Con estos síntomas, avisar al médico y permanecer en el domicilio.

«Al principio me sorprendió la llamada y sentimos un poco de miedo, pero teníamos los contactos de todos los clientes y se los pasamos», ha señalado este martes el responsable de Rezola. Aunque las sidrerías se encuentran en plena temporada alta, los propietarios de este local en Astigarraga explican que «nunca perdemos las referencias de nuestros clientes, de forma que disponíamos de los contactos de todos los grupos que acudieron a cenar esa noche».

«Por suerte nunca tiramos los contactos de los clientes», señala el propietario de la sidrería

El afectado acudió a otros locales por lo que la cifra de personas expuestas al contagio es más elevada

Al ser sábado por la noche, la sidrería estaba llena, con aproximadamente 250 comensales. Todos ellos han sido avisados de forma progresiva por teléfono y a través de una nota informativa. «Había clientes de un montón de sitios. De Gipuzkoa, Bizkaia, Madrid y algunos más», advierte el propietario. Añade que entre los trabajadores «no se ha registrado ningún síntoma de la enfermedad».

Aitor M., un joven nacido en Barakaldo, es una de las personas que pasó aquella noche por la sidrería de Astigarraga con un grupo de amigos de la localidad de la Margen Izquierda y de Bilbao. «Me ha avisado un compañero al que le han llamado de manera urgente. En principio estoy tranquilo, porque con toda seguridad estoy vacunado. No obstante, he avisado a mi madre para que busque la cartilla de cuando era pequeño y comprobar así que no hay ningún problema».

Una práctica habitual

Desde el Departamento de Salud explican que este tipo de alertas forman parte de «la práctica habitual» en estos casos, y confirman que en la mayoría de situaciones resultan eficaces. Sin embargo, avisan que no pueden controlar todos los movimientos que realizó la persona contagiada durante dicho día (23 de marzo), acudió a otros locales, por lo que la cifra de personas expuestas a ese posible contagio es mucho más amplia.

Seis casos en Euskadi en 2018 y 72 muertes en Europa

Aunque el caso que ha puesto en alerta a la clientela de una sidrería de Astigarraga no engrosará la lista de contagiados en Euskadi (el afectado es madrileño), en lo que va de curso el Departamento de Salud ha detectado tres nuevos casos de sarampión, una enfermedad que ha sufrido un repunte importante en los últimos años. Desde 2012 no se detectaban nuevos casos (la primera dosis de la vacuna infantil Triple Vírica alcanza el 96,05%), el pasado año se identificaron seis nuevos afectados, uno de ellos en Gipuzkoa.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) achaca el aumento de casos en Europa a la globalización, ya que la mayoría de las veces el origen está en viajes a zonas epidémicas. El sarampión mató a 72 niños y adultos en la Región Europea de la OMS en 2018. Según sus datos, de enero a diciembre del pasado año, 82.596 personas en 47 de 53 países de la zona europea de la OMS contrajeron sarampión. De esta forma, el número total de infectados con el virus fue el más alto de esta década.

Fuera de Europa, este mismo martes Nueva York ha declarado la «emergencia pública de salud» debido a una epidemia de sarampión con 285 casos detectados desde octubre.

En la nota informativa, firmada por la Unidad de Epidemiología de Gipuzkoa, se recuerda que el sarampión es una infección muy contagiosa, que se transmite por el aire (por ejemplo: al toser, estornudar o hablar). Eso sí, se explica que las personas que han pasado la enfermedad y/o están vacunadas correctamente tienen muy poco riesgo de contraer el sarampión.

Osakidetza advierte de que si se ha nacido antes de 1971 no hay riesgo de infección por haber estado en aquella época en contacto con el virus de manera habitual. Los ciudadanos que vinieron al mundo entre 1971 y 1980 fueron inmunizados con una única dosis, mientras que los que han nacido posteriormente han tenido que recibir dos pinchazos. Si se tiene conciencia de que no se ha tomado ninguna dosis y se ha estado en la citada sidrería ese día, se recomienda acudir al médico.

Si en la primera quincena del mes alguno de los 250 clientes de la sidrería tuvieran algún síntoma, se recomienda avisar a su doctor y no salir de su domicilio.