El 'Aita Mari' supera Sicilia y sale de la zona de rescates

El 'Aita Mari' supera Sicilia y sale de la zona de rescates

«Hemos recibido la amenaza por parte de España de que podríamos ser sancionados con entre 300.000 y 901.000 euros en caso de realizar rescates, aunque el salvamento es una obligación legal de cualquier capitán en navegación», denuncia la ONG armadora del barco

SONIA ARRIETA

Si todo sigue según lo previsto, el 'Aita Mari' amarrará en Lesbos la mañana del 22 de abril. Ahí distribuirá la carga humanitaria que lleva en su bodega: medicinas, material sanitario, higiénico y ropa. El buque, que navega desde el pasado martes rumbo a Grecia, culminará así una travesía sin rescates. «Hemos superado Sicilia, lo que significa que las opciones de localizar una embarcación en peligro con personas migrantes a bordo se reduce casi al mínimo», apunta en una nota Salvamento Humanitario Marítimo, la ONG armadora del barco.

El 'Aita Mari' emprendió el pasado martes viaje a Lesbos tras recibir el despacho por parte de las autoridades españolas a través de la Capitanía de Palma de Mallorca, una vez cumplidos los requerimientos exigidos por el Ministerio de Fomento a través de la dirección general de Marina Mercante, que consideraba que el despacho otorgado por el gobierno portugués cuando arribaron a Lisboa no era válido.

«En nuestra navegación hacia el país heleno hemos respetado la ruta trazada y presentada ante la Capitanía Marítima de Lisboa, primero, y, después, ante Palma de Mallorca», defienden fuentes del 'Aita Mari', aunque denuncian que sobre el buque ha pesado la amenaza de España de ser sancionado si rescataba. En el permiso definitivo de la Autoridad Marítima figuraba el siguiente párrafo: «Los incumplimientos durante la navegación del buque, que se deriven del contenido de esta resolución, constituirán infracciones contra la seguridad marítima o la ordenación del tráfico marítimo, pudiendo sancionarse cada una de ellas con multas de hasta 901.000 euros, o 300.000 euros, respectivamente, todo ello con arreglo al TRLPEMM».

La ONG lamenta que la advertencia «contradice el artículo 98 de UNCLOS -la ley internacional del mar-, que establece que el capitán de un buque tiene obligación de prestar asistencia a cualquier persona encontrada en el mar en peligro de desaparecer y proceder a máxima velocidad a rescatar a las personas en peligro». De hecho, la ONG Salvamento Humanitario Marítimo subraya que, tal como se comprometió, cumplirá los acuerdos con España a pesar de considerar «que no son justos», pero que seguirá «peleando, buscando opciones, para poder defender la vida en el Mediterráneo central, la ruta migratoria más mortífera del mundo»

La cronología

6 -2- 2018:
Los responsables de la ONG Salvamento Marítimo Humanitario se interesan por el pesquero 'Aita Mari'.
7-06-2018:
Salvamento Marítimo Humanitario anuncia que volverá a aguas internacionales frente a la costa de Libia para prestar ayuda a aquellos que huyen de la guerra. Para ello contaban con un nuevo buque, el 'Aita Mari', que en esos momentos se estaba adaptando en el astillero Kai-Alde de Pasaia para ser transformado en una unidad de rescate.
29-09-208:
Anuncian que saldrán en dos semanas para rescatar vidas en el Mediterráneo.
5-11-2018:
Miembros de SMH denuncian que llevan tres meses parados porque no reciben los permisos. Comienza la recogida de firmas.
6 -11- 2018:
Se completa la tripulación.
8-1-2019:
Listos para partir. Solo faltan dos inspecciones que consideran que son rutinarias, pero...
18 -1-2019:
La Capitanía Marítima del Puerto de Pasaia niega el despacho alegando que no cumplen los requisitos para transportar a mucha gente.
Mediados de febrero:
Se estudia cambiar su labor de rescate de refugiados por ayuda sanitaria.
15-3-2019:
Abandona Bilbao hacia A Coruña y Lisboa.
Viernes pasado:
Parte de Lisboa hacia Lesbos con el permiso del Gobierno portugués.
Domingo:
A la altura del Estrecho, la Autoridad Marítima exige al 'Aita Mari' otro permiso para continuar hacia Lesbos.
Lunes:
Atraca en Palma de Mallorca.
Martes:
Recibe el despacho de la Capitanía Marítima de Mallorca y parte rumbo al mar Egeo.