Un acuerdo pone fin a nueve meses de huelga de limpieza en juzgados y comisarías

Una de las protestas de las trabajadoras./Usoz
Una de las protestas de las trabajadoras. / Usoz

Los paros habían causado graves problemas higiénicos en los centros de la Ertzaintza y en las sedes judiciales

EL DIARIO VASCO

Las empleadas del servicio de limpieza de comisarías de la Ertzaintza y sedes judiciales de Gipuzkoa han alcanzado este martes un acuerdo con la empresa adjudicataria Garbialdi que pone fin a los nueve meses de huelga que han llevado a cabo estas trabajadoras.

Según ha informado este martes el sindicato ELA en una nota, el acuerdo logrado «pone fin a las protestas» que este colectivo venía llevando a cabo y que habían causado graves problemas higiénicos tanto en las dependencias de la Ertzaintza como en los juzgados de Gipuzkoa.

Está previsto que el próximo miércoles las trabajadoras afectadas den más detalles de este acuerdo en una rueda de prensa que tendrá lugar en la sede del sindicato ELA en San Sebastián, donde se concretarán más detalles «sobre la evolución de los salarios y la 'brecha salarial'».

Las limpiadoras en huelga denunciaban la diferencia retributiva que, a su juicio, sufren respecto al sector de la limpieza viaria, integrado mayoritariamente por hombres que, según sus cálculos, una vez descontados los pluses que cobran estos últimos por trabajar a la intemperie, tienen un salario base un 13 % superior al que perciben las que limpian las comisarías y un 7 % mayor al que reciben las que realizan esta labor en edificios judiciales.

La huelga de las trabajadoras de la empresa Garbialdi, concesionaria del Gobierno Vasco para la limpieza de estos inmuebles, fue convocada el pasado 19 de septiembre por los sindicatos ELA, LAB, UGT y ESK, con una reivindicación central: la desaparición de esta «brecha salarial» que, a su entender, existe respecto al «masculinizado» y mejor retribuido sector de la limpieza viaria.