Hasta dos meses para cobrar el nuevo permiso de paternidad

Rosa y Antonio viven en Lasarte-Oria, acaban de ser padres de su segundo hijo y aún no saben cuándo cobrarán./
Rosa y Antonio viven en Lasarte-Oria, acaban de ser padres de su segundo hijo y aún no saben cuándo cobrarán.

La demora para poder solicitar la prestación por paternidad y la espera en el cobro de la misma afectan a muchos padres: «La tardanza en darme cita podría dejarme dos meses sin ingresos»

AIENDE S. JIMÉNEZ

Los niños nacidos en este 2017 han traído algo más que el famoso pan debajo del brazo para sus padres. Desde el uno de enero de este año el permiso de paternidad se ha ampliado de 13 a 28 días por nacimiento de un hijo, adopción o acogimiento familiar. Sin embargo, la prestación por esta baja está tardando más de la cuenta en llegar a los bolsillos de sus solicitantes, al menos en Gipuzkoa. Las demoras en la concesión de una cita para poder solicitar dicho subsidio se alargan tanto que quienes lo perciben pueden pasar hasta dos meses sin ningún tipo de ingreso.

La llegada de un nuevo miembro de la familia trae, además de mucha felicidad, un sinfín de gastos. «Estamos casi a final de mes, y los pagos vienen enseguida», señalan Antonio y Rosa. Esta pareja, residente en Lasarte-Oria, acaba de tener a su segundo hijo y reconoce que les pilló «por sorpresa» lo mucho que tardan en dar cita para solicitar la prestación. «Hace un mes que nació el niño y acabamos de hacer todo el papeleo», cuenta ella.

Paradójicamente, Antonio se incorporará la semana que viene de nuevo al trabajo, ya que ha cumplido los 28 días del permiso. «Si llegan a tardar un poco más tengo que pedirle un día libre a mi jefe para poder venir a tramitar la baja. Es absurdo», dice. La incertidumbre por conocer cuándo llegará ese pago también inquieta a esta pareja guipuzcoana. «No sabemos ni qué día nos van a pagar ni cuánto vamos a cobrar. Dicen que tardan unos veinte días desde que te tramitan y aprueban el expediente, así que se te puede hacer un poquito largo. Un niño son muchos gastos y las facturas llegan enseguida», cuentan.

El permiso por paternidad empieza cuando nace el bebé. La empresa otorga un mínimo de dos días retribuidos, pero los 28 días de la baja paternal pasan a ser competencia de la Seguridad Social. El padre puede elegir cuándo disfrutarlos, aunque la mayoría opta por el primer mes. Para tramitar dicha solicitud deben acudir a la oficina correspondiente, y después la entidad tiene un plazo máximo de 30 días para aprobar dicha solicitud y proceder al pago.

Sin embargo, las demoras en otorgar la cita están alargando tanto este proceso que algunos optan por acudir a oficinas de otras localidades, como Zarautz. Si sumamos el plazo que tardan en tener vez para realizar el trámite más el tiempo que se tarda en aprobar y conceder la prestación, los progenitores pasan un mes en blanco, sin recibir ningún tipo de ingreso. En algunos casos, ese tiempo puede demorarse más, hasta llegar incluso a los dos meses.

Es el caso de David, donostiarra de 39 años. Su hijo Danel nació el pasado dos de febrero, pero la cita para realizar los trámites de la prestación de paternidad no se la dieron hasta el 21. «Intenté venir alguna mañana a ver si me hacían un hueco, pero nada», asegura. Lleva un año en paro, por lo que para pedir el subsidio por paternidad ha tenido que cancelar la prestación por desempleo. «El paro se cobra a mes vencido los días diez. Por lo tanto, si no me pagan la baja antes del diez de marzo puede que esté más de mes y medio sin cobrar. El problema es que no sabes cuándo te van a pagar», señala. Su situación se puede agravar aún más, ya que si no activa el paro antes del día 10 de marzo, no percibirá ni un euro antes de abril. «Si el cobro no va ágil, igual me paso dos meses sin ingresos. Y tengo otra hija pequeña», indica.

«Es un sistema que está mal hecho», se queja Guillermo. Él y Maider viven en Tolosa y acaban de ser padres de su segundo hijo, Saúl. Tras su nacimiento, Guillermo solicitó una cita en la Seguridad Social para tramitar la prestación correspondiente al permiso de paternidad. Una cita que no le concedieron hasta un mes después. Recuerda que fue advertido desde el propio organismo de esta tardanza. «Cuando llamé me avisaron de que lo pidiera cuanto antes porque iban a tardar un tiempo en pagarme, y eran conscientes de que hay gente a la que no le viene bien».

1.039 euros de media

Hay quienes reclaman una especial sensibilidad con los casos más urgentes, en los que la falta de ingresos pudiera suponer un perjuicio grave para la economía familiar. «La Seguridad Social no puede trabajar en base a juicios de necesidad monetaria de las personas. Cumplimos pagando nuestros impuestos y la obligación que tiene es la de pagarnos cuanto antes», opina Maider.

BAJA PATERNAL

La empresa. Se encarga de retribuir el permiso de paternidad hasta un mínimo de dos días después del nacimiento del bebé.

La Seguridad Social. A partir de entonces financia la baja paternal, que desde el 1 de enero de este año es de 28 días.

Los plazos. Se estima que se tardan tres semanas en conceder una cita y otros 20 días en proceder al pago por la prestación.

Fuentes del organismo público consultadas por este periódico no se han querido pronunciar sobre la lista de espera que padecen todos aquellos que necesitan realizar un trámite en Gipuzkoa, desde solicitar la prestación por maternidad o paternidad a darse de alta o de baja como trabajador autónomo. Los datos referentes a cualquier servicio, señalan, se pueden consultar en la web de la Seguridad Social.

En el caso de la paternidad, la información detallada en dicha página señala que «el plazo máximo para resolver y notificar el procedimiento iniciado será de 30 días contados desde la recepción de la solicitud del interesado en la Entidad Gestora». Sin embargo, no se detalla cuál es el tiempo medio para su resolución.

Sí se aportan datos referentes al gasto que supone para la entidad el pago de esta prestación en el conjunto de Gipuzkoa. En el año 2015 se tramitaron un total de 4.754 bajas paternales, un número que descendió ligeramente el año pasado, cuando se registraron 4.581. El gasto total en 2016 en nuestro territorio fue de 4.760.636,67 euros, por lo que cada perceptor recibió de media 1.039,21 euros. Esta cifra es la más alta de la Comunidad Autónoma Vasca. En Bizkaia se ingresaron 1.016,57 euros medios por padre, y en Vitoria la cifra se situó en 1.008,84.