Estébanez: «La prueba de amor entre adolescentes ya no es el sexo sino la clave del facebook»

Ianire Estébanez, durante su ponencia de ayer en el palacio de Miramar en los Cursos de Verano./
Ianire Estébanez, durante su ponencia de ayer en el palacio de Miramar en los Cursos de Verano.

«La educación es fundamental, pero la igualdad se ha trabajado más con las chicas que con los chicos, no se les ha enseñado ni a defenderse ni a cortarse»

ANA VOZMEDIANOSAN SEBASTIÁN

Hace años que esta psicóloga bilbaína, Ianire Estébanez, trabaja con y para adolescentes, a los que, recomienda, hay que mirar con cercanía y paciencia. Su blog, minoviomecontrola.blogspot.com habla de igualdad, de violencia de género, de diversidad sexual... Su ponencia de ayer en los Cursos de Verano tenía un título sugestivo: 'Mi novio me controla lo normal'.

- Mi novio me controla... ¿Lo normal? ¿Qué es lo normal cuando se habla de adolescentes?

- Hay que aclarar que no es que sea lo bueno, sino lo que pasa de forma más frecuente de lo que pensamos. Los adolescentes entienden que ese control es normal, una muestra de amor que ni siquiera se debe evitar. No solo las chicas lo ven bien, sino también los chicos piensan que es normal mirar los mensajes que tienen o las fotos que se han sacado... Ellos controlan más cómo se visten sus novias, con quién es la última persona con la que han hablado...

Para los adolescentes

RECOMENDACIONES

Los amigos: Son muy importantes, no son algo a evitar ni a olvidar porque se tenga novio o novia.

Las redes: Nos identifican ahora y también a largo plazo, por lo que somos nosotros los que debemos darles contenido. Dar la contraseña no es una muestra de confianza sino de desconfianza del otro.

Libertad: Las redes e internet posibilitan libertad para decir lo que quieras y cuando quieras, mandar mensajes directos y diferentes.

Para padres

Paciencia y cercanía: Nos cuesta mucho verlos cometer errores y vivir riesgos, pero desde el miedo solo generamos inseguridad. No está mal tampoco acordarnos de nuestra propia adolescencia y cosas que hicimos y sentimos.

Trabajo indirecto: No hay que ponerse en contra del controlador de forma directa, porque ese rechazo va a contribuir a idealizarle tanto a él como al concepto de amor romántico, ellos contra el mundo.

Evitar el aislamiento: Preguntarle si le parece normal su situación no colaborará a que se abra ni a que reflexione. Es mejor preguntarle si se encuentra a gusto.

- Las redes sociales han permitido que las chicas hayan adoptado ese rol controlador que antes estaba ligado a los varones. Vamos, que no se ha ganado en libertad sino que se ha situado a ambos sexos en el peor de los roles.

- Es cierto, no se trata de darle la vuelta a las cosas sino de entender que la persona es libre, que necesita su espacio y que debe tenerlo por mucho que haya otra persona importante en su vida. En cambio, hablamos con muchas chicas que dicen 'mi novio me controla, es muy celoso, me mira el teléfono... yo voy a hacer lo mismo y así compenso'. Eso no es así, las relaciones no se pueden establecer desde la dependencia. Vemos muy a menudo a chavales y chavalas que se cierran en la pareja, en ese 'eres mío' o 'eres mía' que les aísla de los demás.

- ¿Esto genera dificultades de comunicación en el propio seno de la pareja?

- Es que muchas veces miran las redes antes de hablar o de quedar y lo hacen para saber si el otro está bien. Es normal, porque se ponen muchas cosas en el perfil que a veces no se cuentan en persona a nadie. Tenemos estudios que contrastan que hay personas que dejan a su pareja porque descubren en el perfil opiniones o gustos del otro que no conocían. Se les había olvidado contarlo. ¡Como ya está en el facebook!

- Durante la ponencia ha dicho que la prueba de amor entre adolescentes ya no es el sexo sino darse la clave de facebook.

- Es así. Hicimos una encuesta entre chicas y les preguntamos qué importancia daban a las redes sociales. La calificación era máxima para ellas, allí tenían todo, sus contactos, sus amigos, su novio... ¿Le dariais a él la clave?, preguntamos. Decían que sí, que si le querían lo normal es que la tuvieran y que ellos se la pedían. Se toma como una prueba de amor, un gesto de desconfianza.

- Veo a un chico discutiendo por whatsapp y le recomiendo usar el teléfono y hablar las cosas... Ni caso.

- Una de las cosas que menos hacen los adolescentes y los jóvenes es hablar por teléfono. Discuten por whatsapp, que es una aplicación que, además, incita a largas conversaciones. Para ellos la comunicación, la discusión, debe desarrollarse de esa manera. A veces, cuando vuelvan a verse en la calle o en clase, ni siquiera hablarán de lo que les enfadó. Las redes no son malas, pero estamos enloqueciendo por usarlas como primera línea de comunicación. No podemos limitarnos solo a lo on line.

- Veo una chica tumbada en un sofá que no va salir de casa porque su novio tiene que estudiar... No piensa moverse. Él se lo ha pedido.

- Es complicado. Lo que ocurre con el control entre las parejas, también entre las adolescentes es que conforme se van aceptando límites por parte de la otra persona la tolerancia va siendo cada vez más grande, los comportamientos posesivos se van viendo como normales, y entre ellos está eso de 'quédate en casa si' yo no puedo salir.

- ¿Qué hace ante eso un padre o una madre?

- Está claro que es una señal de control y de falta de libertad, pero si se le dice '¿esto te parece normal?', lo primero que dirá es que sí. Es mejor hacer comentarios que puedan incitar a la reflexión, preguntarse si está a gusto, qué le parece no salir si hace buen día... Porque si como madre me pongo en contra del controlador, si le digo que es un capullo, lo que me encontraré es una reacción de defensa encendida. Lo de 'deja a ese chico porque no te deja ni moverte' hace la historia aún más emocionante, y no vamos a conseguir que nos cuente nada. Una forma de ayudarle es hablar con algún amigo o amiga y preocuparse si no tiene entorno de amistades.

- Y ella, o él, contestan eso de 'es que me quiere tanto' cuando alguien les habla de la importancia de ser libre y de no rendir cuentas constantemente.

- Eso de que el amor duele, de si está celoso es porque te quiere, es un mensaje repetido en series, películas, en el entorno. Los amigos lo dicen, por amor se puede llegar a hacer todo. No es así.

- ¿Soluciones? Usted dice que es optimista.

- La educación es fundamental. Nos centramos en qué podemos hacer como madres o como amigos, pero vivimos en una sociedad tan globalizada que estas ideas deben trabajarse también ante la sociedad. En procesos formativos en los que se ha incluido el trabajo en el aula sobre igualdad, diversidad sexual o violencia se ha conseguido que el alumnado tenga otros mensajes en la cabeza. Tenemos que reconocer también que gran parte del trabajo se ha hecho con las chicas y no con los chicos y ellos en muchos casos no saben protegerse ni controlarse. Hay cambios, pero van despacio.

- Internet ha abierto un mundo y ellos se uniformizan...

- Es una de las cosas que más me llaman la atención, que con el acceso que tienen, que tenemos, a asuntos variados, a cosas distintas, se impongan tantos estereotipos. Al diferente no solo se le insulta sino que se le ignora y se le margina.

 

Fotos

Vídeos