Los cambios de legado crecen en Gipuzkoa un 40% al poder ahora desheredar a los hijos

La entrada en vigor en octubre de la ley de Derecho Civil Vasco ha disparado las consultas

IRAITZ VÁZQUEZSAN SEBASTIÁN

Desde que el pasado mes de octubre entrara en vigor la nueva ley de Derecho Civil Vasco, las notarías de Gipuzkoa no han dado abasto. El cambio radical que supone, sobre todo en el planteamiento del derecho sucesorio, ha provocado que los despachos de los notarios de Gipuzkoa no hayan parado estos últimos cinco meses. Y es que el nuevo reglamento, que supone una pequeña revolución respecto al anterior al permitir que solo sin nombrar a uno de los hijos en el testamento no reciba herencia alguna, ha originado una cascada de cambios y consultas en los despachos notariales del territorio.

MÁS

Según los datos de la Delegación del Colegio Notarial de San Sebastián, desde la entrada en vigor de la nueva ley, las notarías de Gipuzkoa han notado «un gran aumento de personas que han hecho su testamento o lo han modificado», llegando a un incremento medio de un 40% respecto al mismo periodo del año pasado. Aunque las mismas fuentes precisan que, dependiendo de la zona, ese porcentaje también puede oscilar entre el 25% y el 50%. Así, explican que en lugares como San Sebastián o Errenteria, «en núcleos importantes», los cambios y las preguntas han sido mayores.

Y es que la posibilidad de desheredar a un hijo con solamente no nombrarle en el testamento ha desencadenado la mayoría de consultas y cambios que se han producido hasta ahora. «Lo que hemos tenido los últimos meses ha sido una avalancha de personas cambiando, incluso haciendo testamentos», explica María Aguirre, vicedecana del Colegio Notarial de Gipuzkoa. En este sentido, apunta que «el tema ha gustado muchísimo, sobre todo el referido al de los hijos. Ha suscitado muchísimo interés en Gipuzkoa». No hay más que echar un vistazo a las jornadas informativas que se están realizando por parte de los notarios en diferentes localidades del territorio y la aceptación que están obteniendo.

Los cambios

Desheredar a un hijo

La legítima. Con la anterior ley, dos terceras partes de la herencia iban a parar a los descendientes. Mientras que ahora solo será una tercera parte, que se repartirá como el testador quiera. Incluso puede dejar sin nada a un hijo, solamente sin nombrarle en el testamento.

Reclamar la vivienda

Derecho habitacional. El derecho a la vivienda ahora se lo queda el cónyuge que quede vivo, mientras no vuelva a hacer vida marital con otra persona. Esto quiere decir que los hijos no podrán echar de la vivienda al padre que quede vivo.

Acuerdos

Con un hijo. Se puede firmar un pacto con un hijo que vaya a cuidar al testador, incluso con su mujer, señalando que toda la herencia se la van a llevar ellos, a cambio de que le cuiden y cumplan el contrato firmado.

Deudas

El cobro. Con el nuevo Derecho Civil Vasco uno responde a la deuda de la herencia, hasta donde llegue ese patrimonio. Si la deuda es de 50.000 euros y se recibe 30.000, se responde con la cantidad recibida.

La acogida por parte de los guipuzcoanos del nuevo Derecho Civil Vasco ha sido inmejorable. «Hemos notado que la gente se está interesando por la nueva ley. Además, que en general haya más flexibilidad para que uno haga lo que quiera con su patrimonio está siendo acogido con buena cara por parte de los testadores», explica el notario donostiarra Diego Granados. Asimismo, los fedatarios de Gipuzkoa han constatado estos cinco meses que los testadores ahora se sienten más cómodos, ya que tienen más margen de maniobra para realizar lo que crean más conveniente con su legado.

Con la anterior legislación, el testador estaba obligado a dejar dos tercios de la herencia a sus hijos. Mientras que ahora la legítima se reduce a una tercera parte de la herencia y se pueden utilizar dos terceras partes en libre disposición, dejándoselas a quien se quiera. Además, ahora con solo no nombrar a un descendiente en el testamento, se queda sin herencia. Un cambio que en palabras de Granados «interesa mucho a la ciudadanía. Por la calle los conocidos te paran para preguntarte por los cambios en la ley y qué se debe hacer para adecuar su testamento al nuevo reglamento».

Que el testador tenga más libertad a la hora de elegir a quién dejar su herencia no tiene más que puntos positivos para los notarios. «Le veo muchas cosas positivas, sobre todo porque puedes dejar gran parte la herencia a quien quieras», señala Aguirre. Asimismo, a pesar de la carga de trabajo que están teniendo los últimos meses, la vicedecana anima a la gente a que modifique o haga un nuevo testamento, ya que «es muy importante tenerla hecha, y además para los beneficios que tiene, su coste es muy pequeño, de unos 38-45 euros. Es aconsejable que se haga, sobre todo, para evitar problemas en cuanto a la interpretación del derecho transitorio», explica.

A pesar de que la posibilidad de desheredar a uno de los hijos está siendo el punto que más foco mediático está obteniendo, lo cierto es que la nueva ley de Derecho Civil Vasco también abarca otros aspectos importantes. Así, una de las preocupaciones que más intranquilizan a los testadores cuando elaboran su testamento es saber si los hijos podrán reclamar la vivienda cuando uno de los cónyuges fallezca y de este modo echar de la casa al que quede vivo. «El derecho de la vivienda se lo queda el cónyuge que vive, mientras no vuelva a contraer matrimonio o vuelva a hacer vida marital con otra persona», subraya Granados. «Esto quiere decir que los hijos no podrán echar de la vivienda al padre que quede vivo en la misma».

Herencias y deudas

En 2014, en Euskadi se renunció a 1.548 herencias, un número que duplica a las que se rechazaron en 2007 cuando se negaron a recibir 764 sucesiones, según las estadísticas del Consejo General del Notariado, por lo que desde el comienzo de la crisis, se han duplicado los rechazos. En su mayoría por las deudas que acarreaban. Una circunstancia que también da un vuelco con el nuevo Derecho Civil Vasco. «Ahora, uno responde a la deuda de la herencia, hasta donde llega el patrimonio de la herencia. Es decir, si las deudas llegan a los 50.000 euros y heredas 30.000, solo respondes con esa cantidad que has recibido. Y esos 20.000 se quedarían sin cobrar, mientras que antes al producirse la confusión de patrimonio, respondías con tu propio patrimonio también a los 20.000 euros restantes», confirma el notario.

También hay que destacar que la nueva normativa equipara a las parejas de hecho al matrimonio. Según explica Granados, «podrán inscribirse solo aquellas parejas de hecho en las que al menos uno de sus integrantes tenga vecindad civil vasca».

 

Fotos

Vídeos