San Markos invertirá 500.000 euros en obras de impermeabilización en el vertedero de Aizmendi

El vertedero de Aizmendi trata un total de 27.000 toneladas de residuos anuales, de los cuales 19.000 tienen la calificación de inertes,

EUROPA PRESSsan sebastián

La Mancomunidad de San Markos invertirá 500.000 euros en obras de impermeabilización en el vertedero guipuzcoano de residuos inertes y no peligrosos de Aizmendi, según ha informado el presidente en funciones de la mancomunidad, el socialista Denis Itxaso. La mesa de contratación ha propuesto la adjudicación de los trabajos a Construcciones Moyúa.

En un comunicado, Itxaso ha destacado que con esta actuación "culmina la gestión de un equipo que ha sido capaz de desatascar las asignaturas pendientes". Además, ha explicado que la obra "más significativa", entre las previstas, consistirá en la construcción de una celda que "permitirá gestionar de forma independiente los materiales asimilables a residuos no peligrosos y dispondrá de un sistema propio de recogida y drenaje de efluentes".

Las nuevas instalaciones no ocuparán superficie adicional y supondrán la impermeabilización de 8.000 metros cuadrados. La ejecución de estos trabajos, que se prolongará durante cuatro meses, supondrá, según Itxaso, una "mejora significativa desde el punto de vista ambiental y cumplen con los requisitos establecidos en la Autorización Ambiental Integrada (AAI)".

El vertedero de Aizmendi trata un total de 27.000 toneladas de residuos anuales, de los cuales 19.000 tienen la calificación de inertes, mientras que las otras 9.000 son residuos no peligrosos. El 50% de los materiales procede de las recogidas realizadas en los polígonos industriales y el resto de otras industrias.

El presidente de la Mancomunidad en funciones ha recordado que, en la actualidad, se separan manualmente los materiales plásticos para su recuperación y está en marcha un proyecto para la recuperación de los materiales procedentes de los residuos de construcción y demolición.

Asimismo, ha subrayado que con esta obra "culmina la gestión del equipo que ha dirigido políticamente la Mancomunidad durante tres años y que ha sido capaz de desatascar las asignaturas pendientes sellando el vertedero de residuos urbanos de San Markos y respondiendo a los requerimientos ambientales exigidos por el Gobierno vasco de separar en el vertedero de Aizmendi, el depósito de los residuos inertes de los residuos no peligrosos".

Movimiento de materiales

Por último, ha indicado que las obras de mejora del vertedero supondrán una modificación de la topografía de la zona para implantar el sistema de impermeabilización, se realizará un movimiento de materiales de 5.000 metros cúbicos y se prolongarán durante cuatro meses.

La mesa de contratación ha propuesto la adjudicación de los trabajos a la empresa Construcciones Moyúa por un importe de 417.310,15 euros más IVA y contarán con un control técnico y ambiental, por parte de la empresa Geyser HPC, mientras que la coordinación de salud y seguridad estará a cargo de BPG. Todos los trabajos serán coordinados por los servicios técnicos que controlan la explotación del vertedero.