La 'Zariña' se casa con Valentino y con Torreta

La 'Zariña' se casa con Valentino y con Torreta

Al sencillo enlace civil, oficiado ayer en la residencia de Amancio Ortega en A Coruña ante 50 íntimos, le suceden dos días de celebraciones. Hoy toca la segunda parte de la fiesta 'chic' para 400 invitados

ICÍAR OCHOA DE OLANO

La heredera de Zara, el mayor emporio textil de España y una de las mayores compañías de distribución de ropa del mundo, ha escogido al faraón italiano de la moda para convertirse en la esposa del hijo de Roberto Torretta. Marta Ortega se casó a mediodía de ayer con Valentino y con Carlos, su novio durante algo más de dos años. Lo hizo junto a medio centenar de invitados en una sencilla y breve ceremonia civil ante notario, oficiada en la casa familiar de A Coruña, en el paseo de la Dársena, un caserón de piedra de cuatro pisos que en su día tuvo como vecina a Emilia Pardo Bazán.

El director creativo de Valentino Haute Couture, Pierpaolo Piccioli, diseñó en exclusiva para ella un sencillo y elegante vestido en rosa claro pálido con cintura marcada y lazo ladeado a la izquierda, formado por un cuerpo plisado de cuello alto y mangas transparantes, y una falda lisa y recta. «A través de esta creación he querido transmitir un imaginario con un inusual sentido de romanticismo, lleno de ligereza, frescura e intención para ilustrar la fuerte personalidad de la novia», explicó el modisto.

La 'Zariña', como la conocen en tierras gallegas, completó su 'look' con una corona de flores, velo, unos zapatos de salón escotados en piel, en el mismo tono del vestido, y un joyero sobrio: su anillo de pedida, unos discretos brillantes rosas como pendientes y, en la muñeca, un hilo azul para cumplir con la tradición de llevar algún detalle de este color. El novio, por su parte, se enfundó en un traje clásico en color azul «medianoche», confeccionado a medida por una sastrería de Savile Row, en Londres. Su madre y su hermana optaron por creaciones de casa. Esto es, de Roberto Torretta. Entretanto, Massimo Dutti se ocupó de vestir a los testigos de ella, así como a los niños asistentes en la ceremonia. Entre ellos, Amancio, de cinco años, hijo del primer matrimonio de Ortega con el jinete Sergio Álvarez, a quien dio el 'sí quiero' con un modelo de su amigo Narciso Rodríguez. Su mayor acierto entonces debio de ser el florista, el belga Thierry Boutemy, a quien ha vuelto a llamar ahora para que decore su nuevo debut matrimonial.

El maquillador de Penélope

Para el maquillaje llamó a Pablo Iglesias, el mismo al que recurre Penélope Cruz, entre otras estrellas; para las instantáneas oficiales, al fotógrafo alemán Peter Lindberh, para cuyo objetivo han posado algunas de las modelos y actrices más bellas, como Christy Turlington, Naomi Campbell, Linda Evangelista, Cindy Crawford, Isabella Rossellini o Nastassja Kinski.

Tras el almuerzo nupcial a cargo del chef gallego Pepe Solla, la pareja se trasladó al Real Club Náutico de la ciudad portuaria para ofrecer un cóctel y una cena -esta vez de la mano de Javier Olleros, de Culler de Pau, y de Ricardo Sanz, cocinero de Kabuki- a cerca de 400 invitados, que han llenado el aeropuerto coruñés de 'jets' privados.

La hija menor del quinto hombre más rico del mundo, según el último recuento de fortunas de 'Forbes', y el nuevo príncipe de Inditex se acompañarán hoy de todos ellos para continuar la fiesta. Esta vez, en Casas Novas, el club hípico de la familia. The Bluebirds, Watermat y Sam French los pondrán a bailar.

En detalle

Acuerdo de confidencialidad. Los azafatos y azafatas contratados para el evento tuvieron que firmar un acuerdo por el que se comprometieron a no filtrar los detalles de la celebración. Hace varias semanas, un anuncio llamaba a participar en un cásting a chicas «con muy buen inglés y muy buena presencia/amabilidad» y a chicos «con inglés medio-alto y buena presencia». Todos, de entre 18 y 25 años. Ayer, ellas visitieron de negro con delantal blanco. Ellos, con frac y paraguas, para tratar de tapar a los invitados a su llegada a la mansión familiar, donde se ofició el enlace.

Un regalo solidario para los asistentes. La pareja obsequió a los invitados con un estuche de cuero que guardaba un pintalabios recargable de color rojo, firmado por Bouche Rouge. En el envoltorio podía verse una M de Marta y una C de Carlos junto a la leyenda 'Love, Marta'. Según la propia firma, por cada estuche vendido se suministran 100 litros de agua potable a la asociación Eau Vive Internationale, como parte del programa Kara Eau para ayudar a los niños más necesitados de Togo.

 

Fotos

Vídeos