Con trampa y cartón

Mark explica en un vídeo en qué consiste su invento. /  R. C.
Mark explica en un vídeo en qué consiste su invento. / R. C.

Un antiguo ingeniero de la Nasa construye un ocurrente cebo para atrapar a los ladrones de paquetes: una caja sorpresa cargada de purpurina y bombas fétidas. Ya han picado varios

Inma Cuesta
INMA CUESTA

En opinión de Mark Rober, un exingeniero de la Nasa de 28 años reconvertido en youtuber de éxito, la venganza debe servirse fría, maloliente y bañada en purpurina. Harto de ver cómo los paquetes en los que llegaban sus compras por correo desaparecían de su puerta, el joven ha ideado una original bomba con la que lleva semanas vengándose de quienes no pueden reprimir la tentación de robarle ante sus propias narices.

En un vídeo que acumula ya más de cuatro millones de visitas desde que se publicó el pasado lunes, Mark explica cómo, cansado de que se llevaran los artículos que adquiría por internet, se encerró en su despacho e ideó la forma de disuadir a los ladrones con una trampa de cartón y purpurina.

Inspirado en Kevin McCallister, el personaje interpretado por Macaulay Culkin en la mítica película 'Solo en casa', el ingeniero se ha servido para construir su artilugio de cuatro teléfonos móviles, una placa de circuitos, 453 gramos de purpurina, unas cuantas bombas fétidas y un acelerómetro que se encarga de detectar el movimiento y activar los GPS de los 'smartphones' que, al moverse, comienzan a grabar.

Para Mark, que durante sus años de trabajo en la agencia espacial estadounidense colaboró en el diseño del 'Curiosity' -el explorador robótico que recorre la superficie de Marte recopilando muestras-, inventar una bomba antiladrones fue pan comido. De hecho, él mismo cuenta en su vídeo que, harto de presentar denuncias en la Policía y comprobar que los agentes eran incapaces de resolver el problema, decidió ponerse manos a la obra porque se sentía «perfectamente capacitado». «Si alguien iba a vengarse y a diseñar algo para combatir esta lacra, sería yo», explica Mark, que oculta sus 'bombas' en la caja de un suculento 'Homepod', el altavoz inteligente de Apple. El cebo perfecto para que el ladrón que pase junto a su puerta sienta la irrefrenable necesidad de hacerse con el botín.

El artilugio funciona de la siguiente manera: cuando el individuo abre el paquete, que Mark tiene localizado en todo momento gracias al GPS, se activa la 'bomba' bañando al sujeto en purpurina de colores mientras varias descargas fétidas inundan el lugar de un olor insoportable.

Robos a la orden del día

El ingeniero ha bautizado su creación como 'Magnum Opus' y nadie duda de que ha hecho un gran trabajo. Y es que, aunque a este lado del mundo no sea una práctica muy habitual, en Estados Unidos hace años que los robos de paquetes a las puertas de las casas están a la orden del día.

Según una encuesta realizada por Xfinity Home, un servicio de seguridad del hogar con sede en Filadelfia, el 30% de los estadounidenses afirman haber sido víctimas de este tipo de robos. Y tienen además la sensación de que la Policía no está haciendo lo necesario para tratar de atajar el problema.

Por eso, a la espera de que las autoridades tomen cartas en el asunto, Mark ha decidido tomarse la justicia por su mano mostrando su lado más ingenioso y travieso. De hecho, el remitente de los 'paquetes cebo' que el ingeniero utiliza es el mismísimo Kevin McCallister, el personaje al que interpretaba el niño prodigio del cine de los noventa. «Si el ladrón no tuviera tanta prisa, vería que el paquete en realidad proviene del héroe de mi infancia, que es también la inspiración para este proyecto», dice Rober riendo.

millones de visitas ha contabilizado ya el vídeo de Mark Rober desde que lo publicó el pasado lunes.

de cada cien estadounidenses aseguran haber sufrido el robo de algún paquete en las puertas de su casa.

 

Fotos

Vídeos