Putin no descarta volver a casarse

La afortunada sería, si se confirman los rumores sobre una próxima boda del mandatario ruso, la ex gimnasta olímpica Alina Kabaeva

DV Y AGENCIAS

Una rueda de prensa de un presidente para hacer balance del año es un acto serio en cualquier parte del mundo, pero cuando es Vladímir Putin el que repasa el ejercicio ante más de 1.700 periodistas, hay que estar preparado para un espectáculo del que son coprotagonistas los medios de comunicación.

La sala donde Putin se sienta en una mesa larga y se expone durante horas a las preguntas de los periodistas, se inundada de carteles en todo tipo de formato y colores, la mayoría sostenidos entre las manos alzadas o pegados a paloselfis o maderos.

Algún que otro traje regional y banderitas rusas se vieron entre los periodistas rusos y la marea de carteles, que subían cada vez que Putin terminaba una respuesta para llamar su atención. La sala se llenaba de gritos para pedir la palabra.

Muchos carteles simplemente recogían el logotipo del medio de comunicación, normalmente de cadenas y periódicos internacionales, como ABC News, CBS News o Euronews, pero otros muchos contenían un mensaje más político o incluso directamente peticiones al presidente ruso.

En su comparecencia, el presidente ruso Vladimir Putin ha hablado de temas serios, pero también de su vida privada. Ha declarado, para sorpresa de los periodistas presentes, que es probable se vuelva a casar, aunque no dice con quién. «Digamos que he respondido esta pregunta, pero como persona respetable, lo tendré que hacer en algún momento», le ha contestado a un asistente al acto. La afortunada sería, si se confirman los rumores, la ex gimnasta olímpica Alina Kabaeva. Su primera esposa fue Lyudmila Putina, de la que se divorció en 2013 y con la que tiene dos hijas.