Famosos como unas Pascuas

Georgina Rodríguez, junto a su hija de un año, Alana, Cristiano Ronaldo junior, Eva María y Mateo. /
Georgina Rodríguez, junto a su hija de un año, Alana, Cristiano Ronaldo junior, Eva María y Mateo.

Georgina Rodríguez se pone solidaria; Pablo de Grecia, acrobático; Jennifer Lopez, doméstica; Melania Trump, Mamá Noel; y Mario Vaquerizo saca el leopardo. El espíritu navideño corre por las redes

ICIAR OCHOA DE OLANO

Incluso cuando se trata de apretar el gatillo de la Navidad, los Trump son los primeros en disparar. Este año, por cierto, con un criticado bosque de abetos rojo sangría que la primera dama estadounidense ha decorado con bolas que invitan a ser mejor («Be best», rezan -a saber si en realidad imploran-) y un 'selfie' en el que aparece convertida en Mamá Noel gracias a un filtro festivo que le coloca un gorro rojo y blanco, y renos dorados flotando a su alrededor. «Merry Christmas!», felicita desde su cuenta de Twitter la esposa del hombre más poderoso del planeta.

No solo en Washington tiran de estilo regio. También en Turín. En la nueva casa de Cristiano Ronaldo y Georgina Rodríguez, Santa Claus se sienta en un trono. Faltaba más. A sus pies, el primogénito del futbolista y su hermano Mateo. En el regazo, su melliza, Eva María, y Alana, la hija en común de la pareja. En su ensayado 'post', la modelo española cuenta que sus adornos tienen un fin solidario, ya que «son parte de una colaboración con una asociación italiana dedica a promover la investigación y el tratamiento con células madre». Porque «nunca debemos olvidarnos de aquellos que REALMENTE lo necesitan», alecciona en mayúsculas.

A la fiebre por los dorados se apunta, cómo no, una Mariah Carey en batín minifaldero de raso rojo, exultante ante la perspectiva de pasar la primera Nochebuena con 'Cha Cha', su perro de estreno. Y también la modelo alemana Heidi Klum, que debuta esta Navidad con Tom Kaulitz. El novio no viene solo. Le acompaña Bill Kaulitz, su hermano gemelo, dos críos con zapatos nuevos en las rodillas de Papá Noel. «Sí, Santa, hemos sido buenos este año», jura el trío.

En pijama y con «fe»

Entretanto, en el corazón de Madrid, Mario Vaquerizo revalida el estilo 'kitsch' que tanto gusta a la 'nancy rubia' y a su mujer, Alaska, con un abeto rosa fucsia y un belén tradicional sobre lecho de leopardo. No va más. A su lado, hay que reconocerlo, los abetos de una Pilar Rubio pijamera y de una Elsa Pataky en 'shorts', en el arranque del verano austral, desatan una epidemia de bostezos.

En el hogar de Jennifer Lopez y de su pareja, el exbeisbolista Álex Rodríguez, lo de menos es la ornamentación y lo de más, la armonía que parece respirarse en el nido de la pareja y de sus cuatro hijos (dos cada uno de relaciones anteriores). «Los mejores momentos son con ellos», escribe la artista, una liliputiense con moño al lado del colosal árbol navideño que embellecen con cachivaches rojos. El tamaño también importa, y mucho, en casa de Marie-Chantal Miller (acuérdense, la 'royalty' manifiestamente anti-Letizia), quien inmortaliza a su marido, el príncipe Pablo de Grecia, subido a una escalera, jugándose el tipo para poner la guinda a la monumental conífera bajo la mirada de uno de sus hijos.

Bastante más campechana y trascendente, la actriz Reese Witherspoon y su jersey pregonero de la «fe» se enfrentan a la faena de ambientar su casa de Los Ángeles. En Londres, Victoria Beckham no se complica la vida y lanza sus buenos deseos con pose de maniquí junto a uno de los árboles que colorean en rosa, verde y blanco su tienda del número 36 de Dover Street. De vuelta en Italia, en concreto, en la capital mundial de la moda, la milanesa Chiara Ferragni, bloguera e 'influencer', muestra al mundo su familia super 'cool'. El espíritu navideño corre por las venas (y las redes) de las 'celebrities'.