Un operario ordena a Isabel II que le traiga una taza de té

Un operario ordena a Isabel II que le traiga una taza de té

DV

Isabel II quiso tener un detalle con un

trabajador que había acudido a palacio ofreciéndole un té, a lo que éste respondió bruscamente: «Sí. Lo quiero en una taza y con dos terrones. No quiero ninguna de esas tonterías que me pusieron la última vez que estuve aquí, toda esa porcelana fina y todo ese platillo». El hombre, que estaba de espaldas, no se percató de que era la reina, quien con la mejor flema inglesa le dijo: «He puesto su té sobre esta mesa».