Okupas en la casa de Becker en Mallorca

EN VENTA POR 10 MILLONES.

Bauchi, Hassel y Steffi son los tres alemanes que okupan desde hace un año Son Coll, la fabulosa mansión mallorquina que fue símbolo de la gloria del tenista Boris Becker y ahora languidece abandonada y en venta. Valorada en 10 millones de euros, sus 'inquilinos', que publican en las redes fotos de sus trabajos en la casa, han plantado un huerto, instalado duchas y wi-fi y planean criar gallinas.