«Yo no tengo novio, ¿vale?»

Ausente. Blanco no aparece en ninguna foto del Instagram de Lara. / R. C.
Ausente. Blanco no aparece en ninguna foto del Instagram de Lara. / R. C.

Lara Álvarez le lanza un zasca al empresario argentino Edu Blanco, que ha aireado su relación y su ruptura en las redes

Arantza Furundarena
ARANTZA FURUNDARENA

Dominguín no habría necesitado hoy levantarse de la cama para contarle al mundo que acababa de acostarse con Ava Gardner. Le habría bastado con subir una foto a Instagram sin moverse del colchón. Edu Blanco, novio, exnovio o examigo especial de Lara Álvarez, ha tardado en airear lo suyo con la famosa presentadora asturiana, pero cuando lo ha hecho ha elegido las redes sociales... Y la ha armado gorda. Tan elegante ha querido ser en la ruptura, que más que despedirse de su Laruka parecía que estuviera celebrando un aniversario. «Laru, gracias por compartir conmigo estos ocho meses increíbles, mágicos e inolvidables. Eres pura luz. Gracias totales», escribió el martes en su cuenta de Instagram el empresario argentino. Y la prensa del corazón comenzó a frotarse las manos ante la confirmación de un sonado romance capaz de animar el verano...

Un día después, el propio Blanco (negro ante el asedio al que le sometían los paparazzi) se vio obligado a aclarar que «Lo que intentó ser un bonito mensaje de despedida, un homenaje a lo que fue la historia de amor más maravillosa de mi vida, se malinterpretó y se transformó en una noticia antigua». Y, para que no quedaran dudas, rectificaba su mensaje inicial con un 'donde dije digo digo Diego' muy diplomático: «Intensa y breve, pero para mí, la historia de amor más bonita del mundo... Hasta siempre, Laru».

Sin embargo, dos no bailan el tango si uno no quiere y faltaba que se pronunciara la interesada. Álvarez por fin lo hizo, también a través de Instagram, ese 'tam-tam' cibernético que utilizan los famosos cuando quieren difundir una primicia que no desean revelar a la prensa... Con un lazo en el pelo a lo Minnie Mouse y gafitas a lo John Lennon, la presentadora se autograbó un vídeo en el que aclaraba: «Me voy a tomar lo que estoy leyendo en las noticias con la importancia que se merece, con una seriedad absoluta. Yo no tengo novio, ¿vale? Dicho esto, os mando un beso a todos». Que Lara Álvarez no tenga novio tampoco es como para detener las rotativas. Lo curioso es que su relación con Blanco, con haber sido (según él) 'la historia de amor más bonita del mundo', apenas ha trascendido... Hasta que se ha roto. Durante esos supuestos ocho meses de romance, Lara (a decir por las fotos que colgaba en internet) parecía más encandilada con su perro 'Choco' que con un empresario argentino del mundo del motor llamado Edu Blanco.

Que Blanco no se ha inventado el idilio lo confirma el montón de imágenes de los dos juntos que él mismo se ha ocupado de difundir a través de Instagram. Pero la presentadora de 'Supervivientes', muy celosa de su intimidad, nunca ha querido confirmarlo. De hecho, tras un sonado noviazgo con el piloto Fernando Alonso, un fugaz romance con el hostelero gallego Román Mosteiro y un posterior escarceo sin confirmar con el exfutbolista de segunda división Jaime Astrain, Lara llevaba muchos meses declarando públicamente que no tenía «tiempo para el amor». Y solo ella sabe si su reciente declaración pública de soltería responde al despecho o a que nunca concedió a Edu Blanco la categoría de novio.

Luces y sombras

Licenciada en periodismo y exalumna de Nieves Herrero, la gijonesa Lara Álvarez lleva desde los 19 años frente a una cámara. El 29 de mayo cumplió 32 y lo celebró en Honduras, como presentadora de 'Supervivientes'. «Ha sido uno de los cumpleaños más especiales de mi vida», escribió en su Instagram, donde tiene más de un millón de seguidores. «Gracias universo por regalarme un año más esta increíble aventura de vivir», agregó. A Edu Blanco no se le veía por ninguna parte... Sin embargo, el argentino, de 40 años, y gran amigo del aventurero Jesús Calleja, en cuyo programa conoció a Lara como organizador de un rally en el que ella participó, ha compartido instantáneas que demuestran que la pareja vivió su idilio en Honduras, entre otros enclaves paradisiacos. Y es que ocho meses, bien aprovechados, dan para mucho...

«Lara es un ser de luz del cual he aprendido, he evolucionado y me ha marcado para el resto de mi existencia», insiste Blanco. Pero el ser de luz parece haber elegido la zona de sombra a la hora de abordar su relación con el argentino. En la cuenta de Instagram de Lara Álvarez hay una declaración de amor... Dice: «¡Eres mi perdición!». Pero en la foto que la acompaña no está Edu Blanco, sino el perro 'Choco'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos