Una navarra aspira a coronarse este sábado Miss Mundo

Una navarra aspira a coronarse este sábado Miss Mundo

Amaia Izar, una modelo atípica de 21 años que estudia Empresariales y habla cinco idiomas, asegura «tenerlo todo» para ganar el certamen de belleza que se celebrará en China

EFE

La navarra Amaia Izar, una modelo atípica que estudia Empresariales y habla cinco idiomas, se define como una mujer «espontánea, comunicativa y elegante», rasgos con los que espera convencer al jurado que este sábado elige a la nueva Miss Mundo en la ciudad tropical china de Sanya.

Candidatas de 122 países y regiones compiten por alzarse con la corona de la 68 edición del certamen de belleza, aunque pocas parecen tan preparadas como la española, que a sus 21 años habla castellano, euskera, francés, inglés y chino, idioma que comenzó a aprender en Taiwán durante unos viajes de voluntariado.

«Hoy día, una Miss tiene que ser una persona muy completa, tiene que saber idiomas, tiene que saber estar y tiene que ser una persona leída», subraya Izar a Efe, y en ese sentido asegura sentirse «una mujer empoderada» que «lo tiene todo» para salir mañana ganadora.

Según ella, el jurado busca, además de «elegancia y belleza», a una chica extrovertida, capaz de desenvolverse en diferentes culturas y que supere «todos esos estereotipos y prejuicios que hay sobre las modelos, especialmente en las redes sociales».

La navarra, que estudia Administración y Dirección de Empresas, destaca que Miss Mundo es un concurso «muy especial», porque «es el único que incluye proyectos sociales», como la gira de un año en la que se embarca la ganadora para ayudar a los más necesitados.

«Yo creo que es muy bonito que una mujer, además de ser bella, dedique su tiempo a ayudar a personas que más lo precisan», señala Iza, que también ha trabajado con la Asociación París 365, dedicada a personas en riesgo de exclusión de Pamplona.

Amaia, aficionada al yoga y la natación, deberá representar en la final un espectáculo de flamenco, danza que practica desde los cinco años, y que ha elegido «porque es la más vistosa en China».

En las redes sociales, donde es muy activa, la joven ha estado relatando cómo son sus duras jornadas de ensayos, publicaciones que considera «clave» para llamar la atención del jurado y tener más oportunidades de convertirse en la segunda española en coronarse Miss Mundo, tras la catalana Mireia Lalaguna, que lo logró en 2015.

Los portales especializados sitúan a Amaia Izar entre el 'top ten' de las favoritas, aunque la navarra prefiere «no fiarse» de los sondeos.

En los pronósticos del portal 'Global Beauties' figura también la chilena Anahí Hormazábal, estudiante de ingeniería que al igual que Iza ha impactado en las redes sociales posicionándose como una de las predilectas de los 'missólogos'.

«La competencia es dura y además las asiáticas, que suelen arrasar en este tipo de certámenes, juegan en casa«, recuerda Izar, aunque dice que a su favor podría jugar el hecho de que a »los chinos les gustan más las chicas altas, rubias y blancas de piel«.

Amaia confiesa que, de no ganar, tendrá que volver a su otra vida en la que no es modelo sino «una estudiante de universidad normal y corriente« a la que un día le gustaría »montar su propia ONG con la que poder viajar y ayudar a la gente«.

Este año, el evento conmemorará el 30 aniversario del establecimiento de la provincia insular de Hainan, que las autoridades chinas buscan convertir en un centro internacional de turismo, consumo y zona de logística estratégica nacional.

En esta edición, los organizadores aseguraron que el jurado se regirá por un «renovado código de ética» y una nueva forma de trabajo para elegir, en una glamurosa y esperada gala, a quién sucederá en el trono a la india Manushi Chhillar, la ganadora de 2017.

El certamen de Miss Mundo, celebrado por primera vez en 1951, en Londres, pasa por valorar la belleza integral, la elegancia, la personalidad, la pose, la seguridad, la conciencia social y la salud física de las aspirantes, procedentes de más de 120 países.

 

Fotos

Vídeos