Multa de 5.000 euros diarios al rey Alberto II

Multa de 5.000 euros diarios al rey Alberto II

El rey emérito de los belgas, Alberto II, que en junio cumplirá 85 años, deberá pagar una multa de 5.000 euros diarios mientras no acceda a realizarse una prueba de paternidad, como solicita su supuesta hija, la artista de 50 años Delphine Boël. Así lo decidió ayer la Corte de Apelación de Bruselas, que ahora debe estudiar el recurso presentado por los abogados del monarca emérito para ver si ordena la ejecución de la medida. El tribunal dictaminó el pasado mes de octubre que el hasta entonces considerado padre biológico de Delphine Böel no lo era, y encargó a un hospital de Bruselas una evaluación genética que permitiese establecer o no un vínculo de paternidad entre Böel y Alberto II. De momento, el rey, quien abdicó hace seis años a favor de su hijo Felipe, está desafiando la orden de someterse a la prueba de ADN. La intención del soberano es paralizar este proceso y no verse abocado al examen genético.