¿Quiénes son las gemelas del pelo fucsia?

Ami y Aya son amigas de Anna Dello Russo, arriba, y Jeremy Scott, director creativo de Moschino. / R. C.
Ami y Aya son amigas de Anna Dello Russo, arriba, y Jeremy Scott, director creativo de Moschino. / R. C.

Las japonesas Ami y Aya destacan en los desfiles europeos. Arrasan en Asia como cantantes e 'it girls'. Y tienen hasta su propia marca de moda

LUIS GÓMEZ

Las japonesas Ami y Aya Suzuki han conseguido que su apellido deje de relacionarse exclusivamente con la industria automovilística. ¿Quiénes son las misteriosas gemelas de la media melena fucsia que protagonizan las semanas de la moda? Hasta hace poco era uno de los principales jeroglíficos por resolver en el mundo de la moda. Su cabello y estilo las han transformado en las reinas del 'street style', elogian las principales publicaciones del sector. Se han convertido en poco menos que imprescindibles en Milán, París y Londres. Asia es otro cantar, porque allí arrasan en popularidad desde 2013.

Se las ve y escucha a todas horas. Si la moda es su pasión, la música es la profesión de estas DJ's y cantantes que triunfan en las pistas y ocupan un lugar privilegiado en los desfiles de Gucci, Dior y Chanel. Su fama se disparó a raíz de su aparición, hace un lustro, en la entrega de los premios MTV de Japón ataviadas con sendos kimonos. Han sabido enhebrar con inteligencia y habilidad ambos mundos. Una pizca de suerte, siempre fundamental, las ha terminado de catapultar a la fama mundial. Cargan a sus espaldas un muestrario de exclusivas marcas. En tiempos en los que las etiquetas vuelven a adquirir dimensiones colosales, lucen logotipos gigantes e identificables a kilómetros de distancia: Etro, Fendi, Miu Miu, Vivienne Westwood, Chanel... Añadan todos los nombres que quieran porque la lista resulta interminable.

Ami y Aya son amigas de Jeremy Scott, director creativo de Moschino (arriba) y Anna Dello Russo (abajo.

Sus looks son difíciles de olvidar: microgafas estrambóticas, collares 'jirafa', labios muy rojos, uñas de colores imposibles y pestañas negras y larguísimas. Dejan ver bien a las claras no solo de quiénes visten. Promocionan hasta los cosméticos que transforman sus rostros en objetos de porcelana. Entienden perfectamente de qué va este negocio y publicitan sin pudor a las casas a las que prestan su imagen y rinden pleitesía, aunque no se sabe quién saca más tajada de esta reciprocidad.

Ami y Aya son listas y astutas, aunque prevalezca su barniz más frívolo por su afición a aparecer en los lugares más glamurosos con ositos de peluche en sus manos. Saben que la popularidad lo es todo, cuando va asociada a grandes nombres. De ahí que escojan a los mejores compañeros de viaje en cada momento. No se trata de retratarse al lado de cualquiera. Esta industria exige nivel y cualquier traspié se paga caro. Por eso se sienten triunfadoras junto a Jeremy Scott, director creativo de Moschino, que ha catapultado de nuevo a la firma italiana al olimpo tras pasar años hundida en el ostracismo, o Anna Dello Russo, la excéntrica y poderosa consultora creativa.

Son hermanas e idénticas porque visten como dos gotas de agua. Cuentan que se complementan de tal modo que si una se arropa con un abrigo verde, la otra escoge el morado. Y si una lleva una prenda amarilla, la otra hará lo propio en azul cian. Puede que la naturalidad no sea su punto fuerte, que no lo es, porque sus estilismos están estudiados hasta el milímetro. Pero nadie les puede negar originalidad. Cuando se echan encima capas azules de Valentino, parecen un par de hermanas religiosas, del mismo modo que salen airosas cuando juegan a ser unas picantes 'lolitas' y, cara a cara, derraman (falsas) lágrimas. Abanderan una indumentaria cargada de tonos flúor y reminiscencias del movimiento 'Kawaii, abundante en colores pastel y estética infantil. Sólo dan cabida al lujo extremo: bolsos y sombreros de plástico de Chanel, sandalias disco con plataformas de Gucci y abrigos de Rochas y Missoni.

Histriónicas y excesivas

Por su flequillo recto, similar al de la editora de 'Vogue' Anna Wintour, las conocerás y por su estilo histriónico y excesivo las seguirás en Instagram, donde se hacen llamar Amiaya, resultante de la fusión de ambos nombres. Naturales de Hamamatsu, una ciudad al oeste de Japón, han aprovechado el impacto de las redes para lanzar su marca de moda online, Jóuetie. «Combinamos color y siluetas vintage para expresarnos de una forma mucho más personal y para no ser nunca como el resto. ¡Sé la mujer que disfruta de su propia moda!», reivindican. Su estilo, urbano y callejero, mezcla diferentes influencias, épocas y culturas.

Nadie duda de su audacia empresarial al realizar destacadas colaboraciones con Converse o Dior, entre otras marcas, y editar su propia revista. Tocan todos los palos y realizan vídeos para la edición japonesa de 'Vogue' que luego comparten en las redes sociales. Moschino ha sido la marca con la que más lejos han llegado, tras reclutarlas Scott para la colección cápsula que lanzará el próximo día 8 -fecha de su 30 cumpleaños- elaborada junto a H&M e inspirada en Daisy, Donald y Mickey, tres de los personajes más populares de la factoría Disney. Esta alianza confirma el interés de estas hermanas por el animal print, las chanclas, los chándales, las prendas con mensaje y la logomanía. La antítesis de la discreción.

Paso a paso, Ami y Aya han ido cerrando etapas y cumpliendo sus sueños, sin separarse en ningún momento. Se han escudado en la moda y la música para alcanzar lo que siempre han perseguido: la fama. Por eso no dudaron, con solo 15 años, en colgar los estudios y mudarse a Tokio sin sus padres. Solo una semana después de aterrizar en la capital nipona un fotógrafo de la revista de tendencias 'Mina' las descubrió cuando acudían a un casting. Fue el primer fogonazo. Después se emplearon como DJ's en fiestas y publicaron su primer single 'Magic Color'. Hoy ya nadie se pregunta quiénes son las gemelas del pelo fucscia. Lo único que les falta es subir a las pasarelas y ponerse a desfilar.

Tonos flúor

Las gemelas japonesas se visten con ropas excéntricas de las marcas más exclusivas para llamar la atención en los principales desfiles europeos. Visten como dos gotas de agua y se complementan con sus estilismos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos