Carlos Fitz-James: «He mejorado la situación económica de la Casa»

Carlos Fitz-James, actual duque de Alba, en el Palacio de Liria. / EFE
Carlos Fitz-James, actual duque de Alba, en el Palacio de Liria. / EFE

El duque de Alba sale al paso de las críticas de Cayetano: «Hay que procurar compaginar la cercanía con la dignidad y la sinceridad»

P. MUÑOZ

No le ha hecho falta entrar al trapo de las aceradas críticas de su hermano pequeño, pero a su aristocrática manera, Carlos Fitz-James Stuart, XIX duque de Alba, ha contestado sutilmente a Cayetano reivindicando su gestión del ingente patrimonio familiar. «Creo que en cuatro años y medio he hecho muchísimas cosas, aunque no me corresponde a mí decirlas, pero le diré que he mejorado la situación económica de la Casa, he ordenado el patrimonio histórico artístico y he abierto mis tres casas: Dueñas, luego Monterrey y ahora Liria, y llevo restaurados más de 50 cuadros». Así lo cuenta el duque, que en octubre cumplirá 71 años, en una entrevista concedida a '¡Hola!' en el propio Palacio de Liria, su lugar de residencia en Madrid, que desde el próximo jueves permanecerá abierto al público todos los días (a excepción de unas fechas en Navidad) como una vía de financiar el mantenimento del costoso inmueble. Al precio de 14 euros, los visitantes, en grupos de 20 personas, podrán disfrutar de un recorrido de 65 minutos por este palacio urbano del siglo XVIII que atesora joyas documentales como la única colección de cartas autógrafas de Colón en manos privadas, el último testamento de Fernando El Católico o la primera edición de 'El Quijote' de Madrid de 1605, además de pinturas de Velázquez, Goya, Murillo, El Greco, Zurbarán, Tiziano, Rubens... entre otros grandes maestros.

La entrevista a '¡Hola!' llega poco después de la publicación del libro autobiográfico 'De Cayetano a Cayetana' en el que el menor de los hermanos Alba critica con dureza al duque por abrir ahora el palacio. «Soy consciente de que la decisión del actual duque de Alba de abrir Liria al público cuenta con buena prensa, pero yo considero que es un acto inmoral. No me manifiesto en contra de todas las decisiones últimas, es más fácil: siento que se pretende diluir el recuerdo de mi madre y su obra. Ella jamás pudo imaginar tal descomposición», escribe Cayetano, que se considera el «heredero moral» de la fallecida duquesa.

Ante esas acusaciones, el actual jefe de la Casa explica los motivos que le han llevado a tomar esa decisión: «Lo he considerado dado las peticiones que había para visitar Liria. Hay una gran demanda social y, por tanto, he decidido compartir con toda la ciudadanía el disfrute de la colección. Todo está organizado para que sea compatible enseñar la casa y al mismo tiempo, poder vivir cómodamente en ella».

En la entrevista, Carlos se muestra como un anfitrión «cercano, muy amable, abierto y conversador», como lo define la periodista, lo que contrasta con la descripción que de él hace su hermano pequeño, que lo ve como alguien no especialmente cercano, sino más bien todo lo contrario. «Con Carlos no se puede hablar nada», dijo Cayetano en una recientre entrevista en el 'XL Semanal'.

«Hay que procurar compaginar la cercanía con la dignidad y sinceridad que exige la Casa», le ha replicado el primogénito de los Alba, quien por cierto asegura que tiene «¡muchas ganas!» de que sus dos hijos le hagan abuelo, al tiempo que descarta que se vaya a casar de nuevo. «Estoy bien en mi actual estado» (está divorciado de Matilde Solís) y no me hace falta nada».