Una gran Victoria

Las cuatro modelos que protagonizan la nueva campañainclusiva de Victoria's Secret./
Las cuatro modelos que protagonizan la nueva campañainclusiva de Victoria's Secret.

La famosa firma de lencería cambia de imagen y apuesta por la diversidad al fichar a una modelo 'curvy', una transexual, una negra y una asiática

PEDRO MUÑOZ

El secreto no se ocultaba en el nombre sino en la diversidad. La famosa firma de las alas ha decidido dar un cambio radical a su criticado canon de belleza y, en plena era del #MeToo, apostar por modelos menos famosas, pero mucho más representativas del público al que se dirige. La marca de lencería publicó ayer en sus redes sociales la imagen de su nueva campaña, en colaboración con la londinense Bluebella, con la que pretende incluir a todo tipo de mujer, y no únicamente a bellezones de renombre y cuerpos perfectos. En la fotografía que promueve la nueva línea de ropa interior femenina, lucen sus creaciones una modelo de la talla 44, otra transexual, una negra y otra asiática, con lo que, además de cubrir todo el espectro de su potencial clientela, la compañía estadounidense busca lavar su imagen, muy cuestionada por el ideal de belleza que ha venido proponiendo en la pasarela. Cabe recordar que el año pasado, poco antes de su controvertido desfile de 'ángeles' (ya no habrá más), la maniquí australiana Robin Lawley encabezó una petición, firmada por miles de personas, para que Victoria's Secret eligiera modelos de diferentes formas y tamaños «ya que lleva casi 30 años diciendo a las mujeres que solo hay un tipo de cuerpo bonito».

Ellas sí que dan la talla

Aunque ha tardado casi un año, acaba de dar un paso importante en esa dirección con el fichaje, por ejemplo, de Ali Tate Cutler, la primera 'curvy' que trabaja para Victoria's Secret. Con 1,78 de altura y una talla 44, la modelo, feliz con el giro, ha recordado que la 44 es, en realidad, la talla media de las mujeres en Estados Unidos «y creo que necesitamos verlo más en los medios y en la moda».

En la imagen, justo detrás de Culter, aparece May Simón Lifschtiz, una modelo transexual de madre danesa y padre argentino, que dice haberse sentido «liberada» con este proyecto. «Al expresar la vulnerabilidad creo que podemos ayudarnos mutuamente a ser seres femeninos más fuertes», ha comentado la joven de 24 años. Comparten la campaña inclusiva la modelo keniana Olivia Sang, de 27 años, y la irlandesa de orígenes indonesios Laura Rakhman-Kidd, de 25.