Desmadre navideño

Desmadre navideño

Una función escolar en un colegio siciliano acaba en pelea de gladiadoras, cuando las familias pugnaban por la mejor silla para grabar los cánticos de los niños

DARÍO MENOR

Salón de actos del colegio Albani Roccella de la periferia de Gela, una localidad del sur de Sicilia, el pasado lunes. Los críos de educación infantil están sobre el escenario con sus alitas a la espalda y sus coronas a modo de angelitos mientras los padres, madres y abuelos esperan sentados en las sillas escolares a que comience la función navideña. Cuando todo el mundo ya ha sacado sus móviles para grabar la escena, en una de las esquinas de la sala comienzan a escucharse los gritos de dos mujeres, una abuela y una tía, que se insultan por haberse quitado la una a la otra supuestamente el mejor sitio para filmar a sus retoños mientras cantan.

La discusión va subiendo de tono hasta que pasan a las manos e intervienen dos hombres, mientras los críos contemplan sorprendidos la escena. Alguno empieza a llorar, la situación no se calma y al final las madres suben al escenario para llevarse a los niños en brazos antes de que la cosa acabe aún peor. «Esto parece el Far West», comenta una mujer en uno de los vídeos que graban los presentes y que, al poco tiempo, empiezan a circular por las redes sociales. El salón de actos queda al final hecho unos zorros, con las sillas tiradas, la gente gritándose o huyendo despavorida mientras algunos niños gimotean por no haber podido entonar sus canciones navideñas.

La deplorable escena vivida en el Albani Roccella terminó cuando alguien llamó a la Policía, que envió dos coches patrulla a la escuela para tratar de calmar los ánimos. Los agentes acabaron llevándose a los dos hombres y las dos mujeres que confundieron el salón de actos con la arena del circo romano. Todos ellos se cruzaron denuncias por golpes, insultos y arañazos, así que la bronca seguirá a partir de ahora en los tribunales. La Policía se hizo con varios vídeos grabados por los presentes para intentar aclarar quién empezó la discusión. El diario local 'La Sicilia' se hizo eco de la polémica, que no tardó en saltar a los medios nacionales.

Sin brújula

La directora del centro educativo, Rosalba Marchisciana, trató de pasar página ante la bochornosa escena y aseguró que los niños, de entre tres y cinco años, volverán hoy a intentar celebrar su función navideña. Marchisciana aseguró que la escuela mantiene las puertas abiertas para los familiares que protagonizaron el incidente, siempre que reconozcan sus errores. «Por desgracia, vivimos en un contexto social en el que todos hemos perdido la brújula. Estos fenómenos se producen ya por todos sitios. No consigo ver un debate en televisión sin que alguien levante la voz. Por curiosidad, busqué en internet 'pelea función de Navidad' y me salieron decenas de historias por toda Italia», explicó la directora en el 'Corriere della Sera'.