Belén Esteban: «Andrea, estoy trabajando»

Belén Esteban: «Andrea, estoy trabajando»

La hija del torero decidió llamar a su madre sin acordarse que a esa hora se emitía el programa

DV

Desde el primer día de su mayoría de edad, Belén Esteban luchó por alejar a su hija del foco mediático. Tanto es así, que muchos meses después confesó que en muchas ocasiones le ofrecieron protagonizar un reportaje con su hija, Andrea Janeiro, por una suculenta cantidad de dinero: «Nos ofrecieron mucho dinero para posar las dos juntas y no acepté porque quiero que mi hija esté al margen», repitió en varias ocasiones. La niña más mediática de la televisión llegó a su mayoría de edad con la intención de no seguir la carrera televisiva de su madre y vivir al margen de focos y exclusivas.

La hija del torero y la colaboradora emitió un comunicado en el que dejaba claro que no quería bajo ningún concepto convertirse en un personaje público: «Con motivo de la presión mediática a la que me estoy viendo sometida, muy especialmente desde que alcancé la mayoría de edad, quiero decir públicamente a los medios que pongan fin a dicha situación y a la vulneración de mis derechos al honor, la intimidad y a la propia imagen que se viene produciendo a lo largo de los últimos meses», decía en el escrito. «Ruego y agradeceré que se respete mi deseo, y mi pleno derecho, de vivir en el más estricto anonimato; reservándome, en caso de no ser así, las acciones legales que procedan para salvaguardarlos».

Desde ese momento su madre ha intentado por todos los medios que se hable de su hija lo mínimo en televisión. Tanto es así que ni siquiera la propia colaboradora pronuncia su nombre en televisión, sino que dice: «la persona que yo más quiero», cada vez que quiere hacer referencia a Andrea Janeiro. No fue así el pasado sábado cuando durante la emisión de «Sábado Deluxe», la hija del torero decidió llamar a su madre sin acordarse que a esa hora se emitía el programa. La colaboradora decide contestar visiblemente preocupada, pero al ver que no se trataba de nada grave espetó a su hija diciendo: «Andrea, estoy trabajando». A su vuelta al plató tuvo que reconocer que su hija se encontraba en perfectas condiciones y que tan solo se había tratado de una confusión.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos