Anjelica Huston defiende a Woody Allen y Polanski

La actriz californiana Anjelica Huston. / AP
La actriz californiana Anjelica Huston. / AP

La actriz estuvo en la casa donde el cineasta polaco violó a una niña de 13 años y justifica el abuso

P. MUÑOZ

Anjelica Huston tiene 67 años, un Oscar por 'El honor de los Prizzi' y ni un pelo en la lengua, como acaba de demostrar en una entrevista a la revista cultural 'Vulture' en la que defiende a Woody Allen y Roman Polanski, acusados de haber abusado de menores. Más gasolina para la turbia polémica que envuelve a los dos conocidos cineastas, también en el punto de mira del movimiento #MeToo.

La hija de John Huston conoce bien lo que ocurrió la noche en la que Polanski, entonces de 43 años, violó a Samantha Geimer, de 13, puesto que se encontraba presente en la mansión de su pareja de entonces, Jack Nicholson, en Los Ángeles, donde sucedió la agresión en 1977, lo que, de hecho, acarreó su detención. Preguntada por aquel suceso, la actriz responde a la publicación que «podría haber pasado diez años antes en Inglaterra, Francia, Italia, España o Portugal y nadie habría sabido nada sobre el tema», ya que «así es como se lo pasan bien estos hombres».

Huston recuerda que en la segunda mitad de los 60, cuando ella tenía 15 o 16 años, «había todo un movimiento Playboy en Francia y era de rigor (ligar con las jóvenes) para la mayoría de hombres como Roman, que habían crecido con la sensibilidad europea». A juicio de la veterana intérprete californiana, Polanski, que tiene 85 años y si regresa a Estados Unidos sería detenido de inmediato porque se mantiene la orden de arresto por aquel episodio, «ya ha pagado».

En cuanto a Woody Allen, acusado por su hija Dylan Farrow y su exmujer Mia Farrow de abusos sexuales cuando la primera era una niña, Huston sostiene que «dos estados le han investigado y ninguno le ha condenado». Se muestra incluso dispuesta a volver a trabajar con él «sin dudarlo ni un segundo», a diferencia de otros actores y actrices que han puesto a Allen una cruz.