Amancio Ortega no para

Inversor. Amancio Ortega ha apostado por colocar sus millonarias ganancias en el sector inmobiliario. / AP
Inversor. Amancio Ortega ha apostado por colocar sus millonarias ganancias en el sector inmobiliario. / AP

El fundador de Inditex ultima la adquisición en Londres de un edificio por 680 millones. Tiene muchos más. Solo compra los mejores

Javier Guillenea
JAVIER GUILLENEA

Una buena parte del abundante dinero que atesora Amancio Ortega se le tiene que ir en llaveros. Necesita muchos para no perder las llaves de las incontables puertas que posee. Y cada vez son más. Algo tiene que hacer el fundador de Inditex con los dividendos que le aporta su empresa, el grupo matriz de Zara, Bershka y Oysho. Amancio, uno de los hombres más ricos del planeta, apostó hace años por invertir sus ganancias en el ladrillo y se puso a ello: empezó a comprar los mejores inmuebles de oficinas en las zonas más caras de las grandes ciudades del mundo. Lo mejor de lo mejor.

El último ha sido el 'Adelphi', un edificio londinense de estilo art decó construido en 1930 por el que piensa pagar 680 millones de euros a través de su vehículo inversor Pontegadea Inmobiliaria. La compra aún no está cerrada, pero los periódicos ingleses ya la dan por hecha. El vendedor es el fondo de capital riesgo Blackstone, que adquirió el 'Adelphi' en 2012 por 295 millones de euros. El inmueble, de trece plantas, fue objeto de una profunda reforma y reabrió sus puertas en 2017.

No es una casa cualquiera. En sus 14.400 metros cuadrados destinados a oficinas, todas ocupadas, tienen su sede el influyente semanario 'The Economist' y empresas como Spotify, Conde Nast, Shiseido, Petrochina y Acca. Si se consuma la operación, el fundador de Inditex habrá hecho su mayor inversión inmobiliaria en Londres hasta la fecha, por encima de la compra de un edificio de oficinas y tiendas en Oxford Street por el que en 2016 pagó 550 millones de euros.

No es dinero para un hombre cuya fortuna personal se estima en 63.200 millones, según la revista 'Forbes'. Además de Inditex, que este año le proporcionará unos beneficios de 1.386 millones, Amancio Ortega posee la mayor inmobiliaria del país. Pontegadea cuenta con una cartera de activos inmobiliarios integrada fundamentalmente por edificios de oficinas, no residenciales, situados en el centro de grandes capitales en España, Reino Unido, Francia, Estados Unidos y Asia. Al cierre de 2016, la empresa contaba con un patrimonio neto de 6.485 millones.

Bloque tras bloque

Con su nueva adquisición, Pontegadea suma más de 2.600 millones de euros en propiedades en Reino Unido. Desde que, a mitad de los años noventa, comenzó a comprar inmuebles, Amancio Ortega no ha parado. A finales de 2005 se hizo con un edificio en Wood Street por unos 206 millones de euros. A esta compra le siguieron el bloque de oficinas de Devonshire House, por 480 millones, o la sede de la minera Rio Tinto por 366 millones. Este año también ha presentado una oferta de 1.130 millones para hacerse con la sede de Goldmand Sachs, pero la operación no ha cuajado. Lo dicho, no para. Si algún día el alcalde de Londres decide dar a Amancio Ortega la llave de oro de la ciudad, es muy posible que tenga que buscarla en su llavero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos