Cocina abierta al mundo

Igor Arrasate, tras dedicarse durante 20 años a la cesta punta en EE UU, lleva las riendas del Soho Donostia./LOBO ALTUNA
Igor Arrasate, tras dedicarse durante 20 años a la cesta punta en EE UU, lleva las riendas del Soho Donostia. / LOBO ALTUNA

Una propuesta culinaria diferente donde se unen la cocina de toda la vida y toques internacionales

Oraitz García
ORAITZ GARCÍA

Entre obras, grúas, trabajadores y demás que andan de un lado a otro en la calle Easo con motivo de las obras del metro, escondido tras las vallas de obra, se encuentra un espacio gastronómico más que interesante. Un lugar que puede pasar desapercibido, pero que merece la pena visitar y dejarse seducir por esa cocina que mira a nuestras raíces culinarias, pero que también mira más allá y abre las puertas de su cocina a recetas internacionales, a toques asiáticos y mexicanos que encontraremos en sus propuestas. Un lugar que se llama Soho Donostia.

En mi primera inmersión en el Soho Donostia, me encontré con un cartel en la puerta que decía: 'Plato del día: tartar de atún'. Y ahí que entré. Me senté tranquilamente y disfruté de un muy buen tartar de atún, fresco, sabroso, una maravilla en boca. Un buen café para poner la guinda y luego me presenté a Igor. Al explicarle la idea de que me gustaría escribir sobre su restaurante, sobre su propuesta, me invitó a acercarme otro día para probar más cositas y conocer con mayor profundidad su idea culinaria.

Y así hice el pasado lunes. En esta segunda ocasión me dejé guiar por Igor Arrasate y me dejé seducir por sus pinchos. Comenzamos con uno de los pinchos estrella, por no decir la referencia de su oferta, la tortilla patata, una tortilla diferente, con la patata confitada en su punto, y un poco de huevo cuajado y el secreto de la casa.

Tras la tortilla, viajamos por elmundo: dos pinchos con toques internacionales. Por un lado, el taco mexicano, una típica tortilla mexicana con carrillera, cebolla, pimiento rojo, guacamole, queso crema y queso mozzarella, aderezado con una salsa picante de chile. Por otro lado, el pan bao de pato, viajando de México a Asia, acompañado de cebolla caramelizada, pepino, rabanito, una salsa asiática hecha en casa y una curiosa mahonesa de chile que acompaña a la perfección un muy buen pincho. Para terminar, una dulce tarta de queso, que puso un punto final muy interesante a una experiencia gastronómica que os invito a visitar y conocer.

Curiosa su propuesta culinaria, pero curiosa también la historia de Igor. Un cestapuntista que durante 20 años compitió en EE UU, 2 años y medio en Orlando y otros 15 años en Miami. Mientras competía en Miami, decidió cursar los estudios de cocina allí mismo y así, tras colgar la cesta, decidió volver a Donostia y poner en marcha su propio proyecto gastronómico, Soho Donostia, del cual lleva las riendas desde febrero de 2018.

La cocina de Soho Donostia es una cocina diferente, especial, curiosa, busca ofrecer pinchos y platos que no se encuentran en los bares y restaurantes de la zona, una oferta diferenciada, con esos toques internacionales que dan otra dimensión a la cocina. Una cocina que no olvida nuestras raíces culinarias, con recetas de toda la vida, para satisfacer los paladares de todas aquellas personas que cruzan la puerta y se atreven a conocer su mundo gastronómico.

Junto a la tortilla, el taco mexicano y el pan bao de pato, otros de los pinchos que más se demandan son los pinchos tradicionales de toda la vida, como las carrilleras con puré de patata, los pimientos rellenos de bacalao, las albóndigas de vaca vieja a la parmesana, la ensaladilla rusa y las croquetas de jamón ibérico de la ama. Interesantes también los ahumados, el salmón, la anchoa, el boquerón o el atún, que se encuentran en la barra, pinchos que se montan al momento sobre una tosta de pan.

Si decidimos sentarnos en el comedor y darnos un buen homenaje a la carta, platos que merecerán la pena son: la ensalada de mozzarella, el carpaccio de wagyu con rúcula y parmesano, los nachos con guacamole, los gajos de patata con all i oli, el tartar de atún, el chipirón encebollado, el wok de verduras y gambas con fideos de arroz, la hamburguesa de vaca vieja y la pantxineta. Previo encargo de 24 h, también podremos disfrutar de una buena paella o un buen chuletón de vaca.

Sea para parar al mediodía y optar por el plato del día, conveniente preguntar si lo tienen, sea para picotear, o sea para comer o cenar, merece y mucho la pena sumergirse en el mundo gastronómico de Soho Donostia. On egin!