Txuleta a la parrilla made in Navarra

Carlos Corral prepara la que fue la txuleta ganadora / Jose Mari López

Carlos Corral, del restaurante Casa Lola de Tudela, se proclama campeón con su carne a la brasa. La primera edición del campeonato de Euskal Herria de parrillas resulta un éxito tras reunir a centenares de personas en Zarautz

Macarena Tejada
MACARENA TEJADA

Ya se conocen las dos mejores parrillas de Euskal Herria. Al rodaballo del guipuzcoano Joseba Odriozola (Araneta Erretegia, en Zestao), se ha unido la txuleta a la brasa del navarro Carlos Corral, del restaurante Casa Lola de Tudela. El plato número siete fue el vencedor en esta ocasión. Su parrillero desveló el secreto: «Cocinarlo con amor y cariño».

Visiblemente emocionado, Corral ha agradecido el apoyo de su «familia y amigos», que estallaron de alegría al escuchar que Casa Lola se llevaba el premio a la mejor parrilla de txuleta de Euskal Herria. Gritos de celebración, aplausos y saltos. Así han celebrado el galardón los tudelanos en Zarautz. «Nuestra tierra es la de la verdura, pero hemos venido hasta aquí a hacer carne», reía Corral mientras se abrazaba a tres de sus hijos, que no se perdieron ni un segundo de esta cita gastronómica.

La fiesta estaba servida. Tras el éxito del sábado, centenares de personas se han acercado este domingo a la plaza Munoa a disfrutar de las parrillas, pero también a comer pintxos de carne y pescado en los 'food trucks' instalados frente al Ayuntamiento. «La impresión que nos ha dejado esta primera edición del campeonato no puede ser mejor. El acto de apertura del viernes, en el que se homenajeó a Begoña Astiazaran del restaurante Telesforo, fue muy emotivo. Además, animados por el buen tiempo, durante el fin de semana se ha acercado mucha gente a ver cómo se elabora el género», explicaba el alcalde de Zarautz, Xabier Txurruka, mientras tenía lugar la degustación de txuleta. Sin ir más lejos, el sábado se acabó todo el género previsto para la jornada.

Los 'food trucks' compartieron protagonismo con las parrillas que competían, aunque estas últimas fueron las verdaderas estrellas del evento. En palabras de Txurruka, «el nivel ha sido muy alto. Los parrilleros han utilizado un muy buen género, que es muy importante a la hora de cocinar, pero sin olvidarnos de la buena mano del cocinero».

«Poco hecha»

Oraitz García, crítico gastronómico de DV, ha sido uno de los miembros del jurado profesional, que disfrutó «mucho» de la experiencia. Pese a asegurar que todos los bocados de txuleta estaban «muy ricos», hizo hincapié en la «diferencia» entre cada uno. ¿Pero, cuándo está una txuleta bien cocinada? Cuando se vea «el rojizo. Es decir, que la carne esté poco hecha».

García aseguró que la decisión final se iba a basar en «los detalles». Y, tal y como se vio después, así fue. El 80% de la valoración corrió a cargo de los expertos y el 20% dependía del jurado popular. A Idoia Bustinza y Maria Jesús Gorospe, de Amorebieta, les gustó la txuleta de Corral, pero también disfrutaron probando otras, como la número cinco. Ambas son unas «aficionadas a la parrilla». Bustinza ha trabajado «toda la vida» de cocinera en un restaurante y Gorospe, de camarera. Este domingo han disfrutado «a más no poder» de la experiencia de hacer de jurado en la degustación de txuletas.

Entre los curiosos que paseaban alrededor de las brasas estaban Unai e Irune. Ninguno de los dos quitaba el ojo a los parrilleros, que preparaban con esmero sus txuletas. «Soy cocinero. Acabo de terminar de estudiar y me encanta este mundo. Es increíble el olor que desprende la carne a la brasa», reflexionaba él.

Aunque no habían probado todavía las comidas de los 'food trucks', ya tenían los tickets de la comida popular comprados. Pasadas las dos del mediodía el mercado de Zarautz se llenó de gente con ganas de probar el menú elegido para la ocasión: verduras asadas, rodaballo de Esteban Palacios, Txuleta de Dastatzen y postre a la parrilla por Rafa Gorrotxategi. Un manjar del que disfrutaron decenas de personas en un ambiente único.