Recorrido por los cien años de historia de la bodega Juvé&Camps

Un momento de la cata de Juvé&Camps./Usoz
Un momento de la cata de Juvé&Camps. / Usoz

I.V.

Más de un siglo de recorrido. Es lo que vivieron este lunes quienes se acercaron a la cata '100 años en la cumbre del cava' donde los secretos de los mejores caldos de la bodega Juvé&Camps quedaron al descubierto.

Meritxell Juvé y Toni Cantos llevaron la batuta y condujeron a los participantes por un recorrido en el explicaron que durante la existencia de la bodega tres han sido las fechas más señaladas. La primera es 1796 cuando el primer Juvé adquirió una propiedad vitícola. 1921 fecha en la que se funda la compañía con la primera botella de espumoso de Juvé y 1976, año del lanzamiento de la Reserva de la familia. «Lo que supuso una revolución», explicó Meritxell Juvé, consejera delegada de la compañía.

Los responsables de Juvé&Camps se mostraron orgullosos de que todos sus productos, a excepción de un cava, tienen el certificado de agricultura ecológica y siempre con su lema en mente: «El mejor embajador de la marca es el cliente», sentenció Meritxell Juvé.

Los asistentes que abarrotaron la sala 10 del Kursaal tuvieron el honor de catar y disfrutar con unos cavas que no se encuentran en el mercado. En la cata vertical invertida se degustaron ocho vinos de diferentes añadas en los que se pudo apreciar la evolución de los caldos. Los cava de paraje fueron los que más entusiasmo levantaron entre los afortunados que degustaron los vinos.