SAN SEBASTIAN GASTRONOMIKA

Los jóvenes de Soria piden paso en Gastronomika

La cocinera Alba de Pablo confecciona la creación culinaria en la cata de ayer en el Kursaal. / USOZ
La cocinera Alba de Pablo confecciona la creación culinaria en la cata de ayer en el Kursaal. / USOZ

Los restauradores Ángel Cortés y Alba de Pablo sorprenden con una degustación para poner en valor los sabores de su tierra |

Mikel Madinabeitia
MIKEL MADINABEITIA

Soria dio ayer un golpe en la mesa. Pero lo hizo con razón. Sus jóvenes, el futuro de esa tierra, reivindicaron las bondades gastronómicas de aquellas latitudes en una cata que sorprendió a los presentes. Ángel Cortés, del restaurante Duque de Medinaceli, y Alba de Pablo, de las Casa Vallecas de Berlanga de Duero, organizaron una degustación para cuarenta personas, con el título 'Cocina Soriana, los jóvenes que piden paso'. La micología, los productos de la matanza y también los productos frescos como las verduras formaron parte de los platos que estos jóvenes mostraron en su formación y en su experiencia en los fogones. Jóvenes sobradamente preparados que quieren conquistar el mundo. Desde luego, el futuro es suyo.

Soria ha estado muy presente estos tres días en Gastronomika. José Antonio Antón, del restaurante La Chistera de Soria, participó en la cena de gala en el Museo Balenciaga. Lourdes Cascante, del restaurante Los Villares, ofreció el martes una degustación de escabechados. Y Elena Lucas, de La Lobita de Navaleno, estuvo ayer en el auditorio presentando su ponencia titulada 'Micología artística'.