LA DESPENSA

6 utensilios de cocina indispensables para repostería

Los moldes son utensilios muy utilizados en repostería. /
Los moldes son utensilios muy utilizados en repostería.

Para preparar todo tipo de dulces que encontremos en los recetarios de cocina, debemos contar con los utensilios necesarios

Quienes disfrutan haciendo repostería aprovechan cualquier ocasión para elaborar unas galletas, un pastel, un brownie u otro tipo de recetas presentes en los recetarios de cocina. Y para ello, deben aprovisionarse de los utensilios necesarios para la preparación, cocción, montaje y decoración de cualquier tipo de dulce. Hemos seleccionado algunos que son indispensables:

1. La báscula

En muchas recetas de repostería los ingredientes deben ser pesados con precisión. Esto hace que la báscula sea un utensilio fundamental para medir las cantidades tanto de los sólidos como de los líquidos. Lo importante es que pese en distintas medidas (gramos, milímetros y onzas) y que podamos poner primero el recipiente y luego agregar los ingredientes individualmente de forma progresiva.

2. Recipientes hondos, boles o cuencos

Estos recipientes de distintos tamaños tienen múltiples usos y beneficios para la repostería, como mezclar los ingredientes de un bizcocho o montar las claras o la crema batida. Son muy recomendables los transparentes, para ver cómo evoluciona una masa, y los que son aptos para microondas, en el caso de que tengamos que derretir mantequilla o chocolate limpiamente.

3. Varillas o máquina eléctrica de varillas

Las varillas o batidor se usan en cualquier preparación que requiera incorporar aire como al montar nata, claras o también para integrar la masa de un bizcocho. Lo mejor es que tenga al menos 200W de potencia, sino siempre podemos adquirir la varilla manual. Las metálicas son muy apropiadas, porque aguantan bien los cambios de temperatura, pero igualmente las de silicona no dañan la superficie del recipiente.

4. Moldes

Para conseguir resultados de diversas formas y tamaños, es muy aconsejable contar con moldes de diferentes materiales y tipos. Para hacer galletas podemos comprar algunos con forma de corazón, estrella, círculo o para hacer tartas un molde rectangular. Hay moldes para todo tipo de dulces, lo ideal es seleccionar los que tengan varias funcionalidades.

5. Papel: de hornear, film, de aluminio y de cocina

Todos estos papeles, que podemos encontrar en cualquier supermercado, son de uso continuo en la repostería. Para hornear, que no se pegue y sea más fácil desmoldar una tarta, para envolver bizcochos y que no se resequen, para hacer flanes, suflés o preparaciones en el horno o para secar diferentes alimentos en su preparación como las torrijas, son básicos en la elaboración de cualquier receta de repostería.

6. Una espátula o lengua de silicona

La espátula es necesaria para aprovechar toda la masa o cremas cuando las volcamos en el molde o para mezclar ingredientes. Podemos encontrarlas de silicona y metálicas, también en diferentes tamaños y formas: planas, acodadas, en punta o en forma de rombo. Lo más importante es elegir una de buena calidad y que resista temperaturas elevadas para que no se deforme.