Siete beneficios de las espinacas

Siete beneficios de las espinacas

Existen muchos más, pero vamos a contaros 7 bondades que conseguirán que ames esta verdura de hoja verde.

MARÍA VÍLLORA

Te gustará saber que la espinaca tiene un bajísimo contenido en grasa pero es súper proteica. A primera vista ves una hoja de campo, simple y llana, pero es una verdura de lo más agradecida. Rica en fibra, proteínas, vitaminas y minerales y portadora de antioxidantes como flavonoides y carotenoides. Además, es una buena fuente de ácidos grasos Omega 3.

Dentro de los minerales destacan el calcio, hierro, potasio, magnesio, manganeso y fósforo. En cuanto a las vitaminas, la espinaca es rica en vitamina A, C, E, y K, así como en vitaminas del grupo B ( B6, B2, B1) y ácido fólico (vitamina B9).

No es que vayas a ponerte como Popeye y de pronto te salgan músculos y adquieras superpoderes pero, gracias a sus nitratos, el consumo de espinacas aumentará tu fuerza muscular, según estudios científicos.

Amil López Viéitez, doctora en Farmacia, nutricionista y creadora de la Dieta Coherente, nos cuenta qué sucede en tu cuerpo cuando comes esta verdura:

- Ayuda en las dietas de pérdida de peso. Su alto contenido en fibra, mejora el tránsito intestinal y son muy saciantes.

- Previene anemias y favorece un mejor rendimiento deportivo, por su alto contenido en hierro.

- Fortalece huesos y dientes. El calcio previene osteoporosis. Al estar asociado al magnesio su acción es sinérgica. Además, el magnesio reduce los calambres musculares y favorece la relajación y el sueño.

- Previene el envejecimiento prematuro y el cáncer. Sus antioxidantes (vitaminas A y C) son el motivo. Según la experta, «la Vitamina A mejora la salud visual, la Vitamina C favorece la formación de colágeno y la Vitamina B6 mejora la vitalidad y es cofactor energético y de muchas enzimas del metabolismo».

- Su contenido en nitratos inorgánicos ayuda a reducir la tensión.

La Fundación Española del Corazón (FEC) recomienda el consumo moderado de espinacas como prevención de enfermedades cardiovasculares, ya que un estudio ha demostrado que la ingesta de espinacas ayuda a reducir la presión arterial.