LA DESPENSA

5 recetas deliciosas para preparar con niños

La pasta es uno de los alimentos más demandados por los niños. /
La pasta es uno de los alimentos más demandados por los niños.

La cocina es el lugar idóneo para que padres e hijos puedan pasar un buen rato y degustar juntos su elaboración

La cocina también es un lugar donde padres e hijos pueden pasar un buen rato, compartiendo la elaboración de ciertas recetas, tanto sencillas como deliciosas, que pueden degustar juntos posteriormente. Los niños disfrutan participando en las tareas de cocina y, además, si preparan su propia comida, la ingieren con más placer. La cocina es un lugar privilegiado para las actividades con los niños, en un ámbito que les permite el descubrimiento, el aprendizaje y la diversión con la gastronomía. Por ello, os presentamos cinco elaboraciones cuyos resultados complacerán a los más jóvenes y se podrán preparar fácilmente junto a ellos:

Muffins de espinacas, queso y jamón

Troceando un pedazo de jamón cocido (aproximadamente media taza), picamos un puñado de espinacas y batimos 2 huevos. Además, necesitaremos 2 tazas de queso rallado, 1 taza y media de leche, 2 tazas de harina (con levadura), sal y pimienta. Tras pasar la harina por un tamiz, añadimos todos los ingredientes, los mezclamos adecuadamente y con una cuchara rellenamos los huecos de una bandeja para muffins, previamente engrasada con aceite o mantequilla. Lo horneamos durante más o menos 25 minutos, hasta que estén dorados, y estarán listos para disfrutarlos con los más 'peques'.

Mini pizzas

Para elaborar las mini pizzas necesitamos, en primer lugar, masa de pizza y un cortador de galletas redondo. Si tenemos tiempo, podemos hacer la masa nosotros mismos con la ayuda de los niños, solo con harina, agua, aceite y sal. Una vez tengamos los círculos de masa, añadimos salsa de tomate, mozzarella, pepperoni y aceitunas negras. También se pueden utilizar otros ingredientes como el atún, el jamón cocido, la salchicha o los champiñones. Tras hornearlas, el resultado es un acierto para complacer a niños y niñas.

Macarrones con queso

Ponemos una olla con agua y sal en el fuego hasta que hierva, y añadimos 250 gramos de pasta. Cuando esté cocida, la retiramos del fuego y escurrimos el agua. Situamos la pasta en un bol y añadimos 2 tazas de queso rallado, 1 de leche, sal y pimienta. Mezclamos todo bien, tapamos el bol (con una tapa o papel especial para microondas) y lo calentamos durante 3 minutos. Finalmente, lo retiramos, revolvemos y volvemos a calentarlo otros 2 minutos. Los más jóvenes adoran la pasta.

Rollitos de jamón y queso

Al igual que con la pizza, preparamos la masa con harina, agua, aceite y sal (en el caso de no disponer de tiempo, comprarla hecha). Después, estiramos la masa y la cubrimos con jamón cocido en lonchas y queso rallado. Enrollamos la masa y cerramos los extremos para que no se escape el relleno. Durante 45 minutos, lo horneamos hasta que coja un tono dorado. Dejamos que se enfríe un poco, los cortamos en rebanadas y lo servimos con salsa de mostaza y miel.

Galletitas saladas

Las galletitas saladas son perfectas para la merienda o para picar. En un bol ponemos 1 taza y media de harina, 1 cucharadita de sal, media de ajo y de cebolla en polvo, 6 de mantequilla, un paquete de queso rallado, 2 yemas de huevo y dos cucharadas de agua. Lo mezclamos todo bien y lo amasamos con nuestras propias manos. Después, estiramos la masa sobre papel de horno y la cortamos con un molde de galletas. Tras colocar las galletas en una bandeja de horno, las congelamos durante 15 minutos para hornearlas posteriormente unos 20.