LA DESPENSA

Agua de coco: propiedades y beneficios

El agua de coco es típica de países tropicales, donde abundan los cocoteros./
El agua de coco es típica de países tropicales, donde abundan los cocoteros.

El motivo de su rápida expansión se encuentra en las numerosas propiedades que se le atribuyen

Para disfrutar del agua de coco basta solo con abrir el fruto y probar el líquido blanco de su interior. Es una bebida típica de países tropicales, donde abundan los cocoteros. No obstante, su consumo se ha expandido por todo el mundo a raíz de los múltiples beneficios nutricionales que se le conceden. Como consecuencia, es posible encontrarla envasada en el mercado.

El agua de coco, cuenta con propiedades isotónicas y presenta mejores cualidades cuando se ingiere desde el mismo coco, todavía en estado verde. Cuando el fruto está maduro lo que se obtiene es leche de coco. Por ello, las aguas que encontramos en el mercado suelen incluir azúcares o han sido mezcladas con extractos de otras frutas.

Además de ser sabrosa, el agua de coco tiene muy pocas calorías

Beneficios del agua de coco

El agua de coco tiene muchos beneficios, además de ser sabrosa.

  • Es perfecta para los atletas por ser altamente hidratante, y contiene hidratos de carbono fáciles de digerir en forma de azúcar y electrolitos
  • Es buena para las dietas adelgazantes, por su bajo contenido calórico. También destaca por su riqueza en potasio.
  • Para mantener la piel joven y el metabolismo activo es necesario beber mucho agua. En vez de optar por bebidas energéticas, consumiendo agua de coco reponemos minerales de forma inmediata.
  • Reduce la fatiga, el estrés y mantienen los músculos relajados.
  • Facilita la digestión
  • Ayuda a prevenir el cáncer
  • Tiene propiedades antienvejecimiento
  • Mejora el funcionamiento del cerebro y del sistema nervioso
  • Ayuda en la prevención del asma y la osteoporosis y la diabetes

El agua de coco frente a otras bebidas energéticas

Otras bebidas energéticas industrializadas tienen la mitad de potasio y de dos a cinco veces más de azúcar. Igualmente, es ideal para los casos de deshidratación, sin llenar a la persona de sodio, como ocurre con algunos sueros.

Asimismo, es una alternativa idónea a otras bebidas que llenarían nuestro cuerpo de calorías y azúcares. Tiene pocas calorías, es rica en nutrientes y suprime el apetito, por su contenido de fibra. Es decir, podemos beber agua de coco a voluntad, sin temor a ganar peso.

En definitiva, el agua de coco es una solución con infinidad de beneficios para la salud, deliciosa y con un gran porcentaje de agua, por lo que se puede beber en grandes cantidades sin temor a ganar kilos.