LA DESPENSA

6 meriendas sanas que te dejarán satisfecho hasta la noche

La fruta da mucho juego a la hora de merendar. /
La fruta da mucho juego a la hora de merendar.

La merienda tiende a asociarse con comidas dulces, pero algunas preparaciones son sanas a la vez que exquisitas

El dicho popular habla de 'cenar como un mendigo', tras 'comer como un príncipe y desayunar como un rey'. Para ello, es importante que mantengamos el hambre a raya con una merienda sana y a la vez saciante. Saltarnos esta comida de media tarde puede implicar que lleguemos a la hora de la cena con un apetito desbordante, lo cual supondrá que optemos por grandes cantidades de comida. Si realizamos meriendas sanas y que sacien nuestro apetito, evitaremos cenas hipercalóricas.

Normalmente, la merienda tiende a asociarse a una comida dulce, como la bollería, el chocolate o los zumos. Sin embargo, con las elaboraciones que mostramos a continuación podremos disfrutar de una comida de media tarde saludable y baja en calorías.

1. Tostadas con tomate y mozzarella

En una dieta de 1500-2000kcal diarias, la merienda no debería exceder las 225kcal, que es justo lo que tiene este tentempié. Encima de una rebanada de pan integral tostado, ponemos 4 tomates cherry y 1/4 de bola de mozzarella. Lo aliñamos con aceite de oliva y albahaca, y el resultado es tan delicioso como saludable.

2. Crepe casera con jamón york y queso semicurado

Para los amantes de la combinación dulce y salada, un crepe de jamón york –uno de los embutidos más bajos en grasas– y queso semicurado podrá satisfacerlos más allá del cruasán relleno o los surtidos de mantequilla. Es la opción perfecta para degustar una merienda sabrosa sin pasarnos con las calorías.

3. Fruta con chocolate o yogur

Si tenemos poco tiempo y buscamos algo ligero –sobre todo en combinación con el yogur– el resultado de mezclar fruta con chocolate o con yogur es muy agradable. El yogur casa muy bien con arándanos y con melocotón, mientras que el chocolate es un gran socio de las fresas y los plátanos. Es recomendable que el chocolate tenga más de un 70% de cacao.

4. Frutos secos

Los frutos secos son una de las meriendas más saciantes, rápidas y cómodas que existen. Eso sí, no debemos comer más de un puñado (20-30gr), ya que aportan, aunque sean buenas, un alto contenido graso. De los alimentos calóricos, los frutos secos son una excepción muy saludable y aconsejable.

5. Gelatina de frutas

La gelatina es muy apetitosa y muy poco calórica al mismo tiempo. Para hacerla de fruta, no tenemos más que mezclar gelatina sin sabor con zumo de fruta y calentarla hasta el punto de hervir. Para darle un mejor sabor y aspecto, podemos añadirle unos trozos de fruta fresca.

6. Chips de calabacín

En lugar de unas patatas fritas de bolsa, podemos preparar nuestros propias chips de calabacín, cortándolas en láminas finas y horneándolas sobre papel vegetal. Podemos espolvorear por encima pimentón, que además de darle sabor, servirá para activar nuestro metabolismo.